Las 5 claves para navegar en Internet con total seguridad


¡Vivimos conectados a la Red y eso nos encanta! Cada día hacemos más actividades a través de Internet: Intercambiamos fotografías de nuestro último viaje con amigos y familiares, realizamos transacciones bancarias online y hasta hacemos la compra a través de clicks.
La verdad es que nos sentimos cómodos al hacer gran cantidad de trámites sin salir de casa, gracias a las posibilidades de Internet, pero ¿nos protegemos de forma adecuada ante las amenazas de la Red?
En artículos anteriores hemos repasado los orígenes de los virus informáticos, y luego nos hemos detenido en la vacuna indispensable para proteger nuestra seguridad: Los antivirus.
Sin embargo, los tiempos cambian y con el boom de Internet, el panorama de amenazas, que una vez estuvo dominado por los virus, está ahora bajo el control de una nueva forma de amenaza: Los crímenes cibernéticos.
El crimen cibernético está motivado por el fraude, y su máximo representante son los correos electrónicos falsos que envían, con un objetivo oculto: Robar informacion personal. Las herramientas que posibilitan sus ataques y estimulan el mercado negro se denomina software de actividades ilegales: bots, caballos de Troya y software espia.
En Internet hay muchas amenazas y eso no es un secreto para nadie, sin embargo, no tenemos porqué privarnos de utilizar la tecnología para facilitar nuestras tareas cotidianas: La clave está en tomar precauciones para navegar con seguridad en la Red, siguiendo estos consejos de seguridad que aquí compartimos contigo:

1.- Selecciona contraseñas seguras y manténlas a salvo

Las contraseñas son un elemento clave en Internet: Las utilizamos para todo, desde revisar el correo electrónico, hacer alguna compra en línea, o efectuar operaciones bancarias en línea… ¡Tenemos claves para cada cosa!
El primer paso de seguridad en cuanto a contraseñas se refiere está en la selección de una combinación difícil de adivinar. Las llamadas “contraseñas fuertes”, es decir las más seguras, están formadas por ocho caracteres como mínimo y utilizan una combinación de letras, números y símbolos (p. ej.: # $ % ! ?).
¡Importante! No utilices ninguna de las siguientes opciones para tu contraseña: Tu nombre de inicio de sesión, cualquier término relacionado con tus datos personales, como tu apellido, por ejemplo… Intenta seleccionar contraseñas muy sólidas y exclusivas para proteger actividades como las operaciones bancarias en Internet.
Guarda tus contraseñas en un lugar seguro e intenta no utilizar la misma contraseña para todos los servicios de los que dispongas en la Red. Además, cambiálas con regularidad, al menos cada 90 días: De este modo, es posible limitar el daño causado por alguien que ya haya accedido a tu cuenta.

2.- Mantente alerta ante posibles mensajes de correo electrónico falsos

Los correos electrónicos son una forma de amenaza muy común en la Red: Podemos sospechar que un mensaje es fraudulento cuando encontramos errores ortográficos, una gramática mediocre, una redacción extraña, direcciones de sitios Web con extensiones poco frecuentes, direcciones de sitios Web sólo numéricas cuando debería haber palabras y cualquier otra cosa fuera de lo normal…
Un dato importante: Los mensajes de phishing o estafa cibernética, nos informan que debemos actuar con rapidez para mantener nuestra cuenta abierta o actualizar las claves de seguridad, o de lo contrario algo malo ocurrirá: ¡No caigas en la trampa! Verifica el origen del mensaje sospechoso antes de realizar alguna de las tareas que te indica.
Nunca respondas a mensajes de correo electrónico en los que te solicitan información personal: Las empresas o bancos nunca utilizarán mensajes de correo electrónico para pedirte información personal. Si tienes dudas,comunícate con la empresa por teléfono: Nunca hagas click en los vínculos de estos mensajes, ya que podrían conducirte a sitios Web mal intencionados y fraudulentos.

3.- Aléjate de los sitios Web fraudulentos utilizados para robar información personal

Cuando visites un sitio Web escribe la dirección (URL) directamente en el navegador Web, y no hagas click en vínculos incluídos en correos electrónicos de dudosa procedencia: Los estafadores suelen falsificar estos vínculos para que parezcan convincentes. ¡Alerta!
Además, cuando realices compras u operaciones bancarias, o visites sitios Web que precisen de información confidencial como contraseñas, verifica que haya una “S” tras las letras “http” (es decir: https://www.nombredetubanco.com, en lugar de http://www.subanco.com)/. Esa letra “s” significa seguro y debe aparecer siempre que estés en una zona en la que se te soliciten datos confidenciales.
Otro de los signos que te indican que estás en una conexión segura es el pequeño icono con un candado que aparece en la parte inferior del navegador web (normalmente en la esquina derecha).

4.- Precaución con las ofertas de software “gratis” y los regalos en Internet

“Nadie da nada a cambio de nada”,dice un dicho popular, que en materia de Internet sigue siendo tan válido como el primer día: Ten cuidado con esas ofertas de software supuestamente “gratuito”, como los protectores de pantallas o los emoticonos… Pueden esconder elementos dañinos.
Y es que explican los expertos que aunque en el momento no pagues directamente por el software “gratis” con dinero, el mismo viene provisto de software publicitario (llamado “adware”) que efectúa un seguimiento de tu comportamiento y te muestra anuncios publicitarios no deseados.
En otras ocasiones puede que te topes con banners de concursos que afirman que has ganado algo por el simple hecho de visitar esa Web donde estás: Es posible que te pidan entonces proporcionar tu información personal, o comprar algo para poder recibir el premio que supuestamente ganaste en el concurso… Es una conocida forma de estafa para sacarte información, o incluso obligarte a comprar algo que no quieres realmente.
Ante estas llamativas ofertas de Internet, el mejor consejo es: Desconfía. Si una oferta te resulta demasiado buena para ser cierta, pide la opinión de otra persona, lee la letra pequeña (de las condiciones) o incluso mejor, no le prestes atención.

5.- Protege tu equipo con equipo con software de seguridad

Para mantener un nivel de seguridad básico en Internet es necesario disponer de varios tipos de software de seguridad: Los imprescindibles son los de firewall y antivirus, que vimos por aquí antes.
El firewall, por su parte, podemos verlo como la primera línea de defensa del equipo ante las amenazas de la Red, ya que controla quién y qué puede comunicarse con el equipo en Internet. Su misión es vigilar todos los datos que intentan entrar y salir de tu equipo en Internet, permitiendo las comunicaciones seguras y bloqueando el tráfico nocivo, como los ataques, antes de que lleguen al ordenador.
¿Tienes que instalar dos software diferentes en tu equipo? Esa es una opción, pero más sencillo es aprovechar las bondades de los paquetes integrados de seguridad, como Norton Internet Security, que combinan firewall, antivirus y antispyware con otras funciones como antispam y protección de niños en Internet (controles para padres) y que se han hecho muy populares, ya que ofrecen todo el software de seguridad necesario para obtener protección en línea en un solo paquete.
Y es que una de las ventajas de este tipo de solución que ofrece Norton Internet Security es que que evita la instalación y configuración de varios y diferentes programas de seguridad, permitiéndote utilizar el correo electrónico, el chat y navegar en Internet sin preocuparte por los cibercriminales.
Además, analiza el correo electrónico y los mensajes instantáneos en busca de vínculos, archivos adjuntos y otros fraudes sospechosos.
Y si lo que te quita el sueño es la seguridad de tus transacciones bancarias en la Red, vale que sepas que Norton Internet Security te permite navegar, realizar operaciones bancarias y compras con confianza, ya que te advierte sobre los sitios web no seguros directamente en tus resultados de busqueda y los bloquea de manera automática.
Con Norton Internet Security 2012 obtendrás protección rápida y efectiva, que te permitirá enviar correos electrónicos, comprar y realizar operaciones bancarias en Internet sin preocupaciones, y contactar con tus amigos en las redes sociales sin preocupaciones: ¿A qué esperas para proteger lo que más te importa?

Articulo original: FayerWayer de norton

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010