19 Excusas Típicas para no Emprender



Normalmente las personas emprendedoras tenemos un sexto sentido para diferenciar rápidamente a aquellos que dicen y no hacen (quedándose siempre en un mismo estado), de los que realmente sí que quieren emprender y acaban emprendiendo.
Mucha gente tiene ideas y trata de hacerse creer a sí misma que algún día hará algo y que emprenderá, pero la realidad es que finalmente no hace absolutamente nada y trata de buscar excusas para justificar su fracaso o falta de iniciativa. Si no las conoces, te recomiendo leer las 21 Principales Causas del Fracaso.
Existen muchísimas excusas típicas que seguramente habrás escuchado más de una vez o que quizá identifiques como uno de tus propios argumentos. Si alguna de las siguientes excusas forma parte de tu repertorio asústate porque quizá estés dentro del grupo de los que nunca llegan a hacer nada:
  1. No tengo dinero para montar algo
  2. Tengo una familia que me absorbe
  3. No tengo estudios
  4. No tengo tiempo suficiente
  5. Con esta crisis es imposible montar nada
  6. Soy demasiado mayor
  7. Mis amigos/familia dicen que no funcionaría
  8. No tengo talento
  9. No he tenido oportunidades
  10. Otros se han adelantado
  11. Ya existe algo parecido a lo que quiero montar
  12. Nadie me puede ayudar
  13. No tengo contactos
  14. Tengo una hipoteca que pagar
  15. Tengo un trabajo “estable”
  16. No tengo don de gentes
  17. No sé vender
  18. Tengo muchas deudas
  19. Tengo mucho trabajo
Como ves las excusas no son pocas y seguro que me estoy dejando alguna. La cuestión es que siempre encontramos alguna para no emprender y llevar a cabo nuestros deseos. Muchas veces es el miedo al fracaso lo que nos impide avanzar, el miedo al qué dirán si no lo consigo, miedo a las burlas, miedo a tener que dar explicaciones…
Recuerda que la mediocridad es muy común en nuestro entorno, y que por miedo a que consigas lo que el resto no ha conseguido tratarán de hacerte ver que no lo lograrás, siempre bajo la falsa apariencia de consejos bienintencionados.
Ten muy claro que tu límite y tus metas en tu vida las has de fijar tú y no lo demás.
¿Se te ocurre alguna excusa típica más?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010