Las tres pymes más innovadoras del año



¿Se puede innovar desde el lado de la pyme? La I+D-i no está limitada únicamente a las grandes multinacionales o a las corporaciones de gran tamaño, que pueden hacer el esfuerzo de invertir grandes cantidades de dinero en generar innovación. Las pequeñas y medianas empresas también pueden ser polos para la generación de nuevas ideas y nuevos productos revolucionarios.
Los premios BDigital a la Innovación Digital (que se entregarán el próximo 5 de junio durante la 14º edición del BDigital Global Congress, del que TICbeat es media partner) han destacado en un epígrafe propio a las pymes innovadoras, que entran así a jugar en la misma liga que el Centro de Innovación del BBVA, la Fundación MIFAS o la Fundosa Technosite, las nominadas en el campo de las grandes empesas. Virtualware 2007, con VirtualRehab; Cognicor Technologies, con Cognicor; y La Factoria d’Imatges, con Planet Factory Maker, son las tres pymes que compiten por el galardón al mejor proyecto I+D+i de su segmento.
“Para una pyme de sólo 15 trabajadores como la Factoria, desarrollar un producto de las dimensiones de Planet Factory Maker ha supuesto un esfuerzo faraónico”, concede Bernat Casanovas, gerente de La Factoria d’Images, que destaca el reconocimiento que supone ser finalista en un galardón como este. Julio Álvarez, de Virtualware 2007, reconoce que “el tema de la visibilidad” que otorga ser finalista en un certamen así es “fundamental”. “Es importante para nosotros como start-up”, explica Rosh Cherian, director y product development en Cognicor Technologies, sobre el impacto de ser finalista, “para que la gente y los clientes nos conozcan”.
Cada uno de ellos ha llegado con un producto diferente a la terna final, aunque todos ellos coinciden en una característica. Sus apuestas entran muy en línea con las últimas tendencias de mercado y con lo que los analistas de nuevas tecnologías indican que serán los grandes nichos de crecimiento del futuro próximo.
“España tiene un potencial de futuro y crecimiento increíble”, asegura Bernat Casanovas, cuando se le pregunta si estos tres proyectos punteros demuestran que en España también se están haciendo cosas con mucho potencial. “No faltan ni las ideas ni excelentes profesionales ni empresas punteras”, afirma, aunque también recuerda que se debería cambiar el miedo que en España se tiene al fracaso. “Ha quedado demostrado que el nivel de investigación y desarrollo en España no tiene nada que envidiar a empresas de fuera”, apunta por su parte Julio Álvarez, recordando por ejemplo que su producto es el primero con esas características que se ha lanzado al mercado para una plataforma tan concreta como Kinect. “Somos punteros en muchas cosas”.

Cognicor, inteligencia artificial para solventar quejas

Cognicor, de Cognicor Technologies, es uno de los tres proyectos finalistas. Su propuesta es, de entrada, muy sencilla: quieren ofrecer respuestas rápidas a las quejas que los clientes de las compañías realizan. El cómo lo hacen es la parte complicada: la herramienta emplea inteligencia artificial para gestionar todo ese proceso y así, de forma única, se analizan cada una de las quejas recibidas y se le ofrecen respuestas. La firma, cuyo proyecto ya ha ganado el último premio Wayra, ya cuenta con tres clientes en fase piloto (entre ellos Telefónica) y mantienen contactos con otras empresas.
La solución está, como nos explica Rosh Cherian, orientada a grandes empresas, que reciben un alto volumen de quejas y reclamaciones. La herramienta reduce la dependencia del personal para solventar las incidencias.
Cognicor tiene además un elevado potencial para la internacionalización. “Nuestro proyecto es adaptable a cualquier área de negocio, como aerolíneas y telecomunicaciones, y también a otros idiomas o países”, explica Cherian. “Es un producto global”, defiende.

VirtualRehab, rehabilitación con Kinect

El proyecto finalista de Virtualware 2007 ha abierto mercado allí donde nadie estaba haciendo nada: su solución, VirtualRehab, emplea Kinect como elemento en los tratamientos de aquellos pacientes que deben someterse a rehabilitación física. El dispositivo de Microsoft supuso un elemento disruptivo. El paciente y su cuerpo podían convertirse en el mando: “nos abrió un abanico enorme de posibilidades”, explica por teléfono Julio Álvarez.
“Todos los pacientes con problemas neurodegenerativos con deterioro físico pueden beneficiarse” de la solución, asegura Álvarez. Esclerosis múltiple, alzhéimer, párkinson o el deterioro asociado a la tercera edad son algunos de los problemas cuya rehabilitación puede mejorar con VirtualRehab para Kinect, según defiende Julio Álvarez. Para los ancianos se suma, además, la sencillez de uso del dispositivo, lo que lo hace mucho más accesible.“A nivel mundial no existe nada tan desarrollado”, afirma Julio Álvarez, “Hay gente dando pasos con el SDK de Kinect, pero no están tan desarrollados”.
La solución ya se usa en España (han cerrado un acuerdo con la Asociación de Esclerosis Múltiple de Bizkaia) y acaban de terminar un estudio con 25 pacientes que confirma la mejoría de quienes la emplean. En Reino Unido están en conversaciones con el sistema nacional de salud y con una asociación de pacientes para incorporarla. La herramienta no sólo se limitará a los hospitales y centros médicos. “Estamos terminando la plataforma online en la nube que permite que los usuarios también puedan hacer los ejercicios desde casa”, apunta Julio Álvarez.

Planet Factory Maker, contenido interactivo multiplataforma

La tercera candidata apuesta por los contenidos interactivos multiplataforma, ofreciendo a empresas, instituciones o pedagogos (en una lista mucho más amplia de potenciales usuarios) una herramienta para generarlos.
La idea surgió de la observación de las demandas de sus clientes. La Factoria d’Imatges lleva 12 años desarrollando contenidos interactivos por encargo y vieron, teniendo en cuenta que era lo que sus clientes pedían más a menudo, que el esfuerzo en programación era muy similar aunque los contenidos fuesen muy diferentes. Todos pedían que fuesen multiplataforma. Y todo en un mercado en el que el coste de producción de los contenidos digitales empezaba a ser más bajo (así como el time-to-market) “A partir de esas premisas, empezamos a conceptualizar y desarrollar el software Planet Factory Maker”, nos explica Bernat Casanovas.
La herramienta permite a cualquiera hacer contenidos interactivos sin necesidad de saber de programación. “Las mismas personas que conceptualizan las ideas pueden generar aplicaciones interactivas multiplataforma de modo extremadamente simple e intuitivo”, apunta Casanovas. Una vez que el contenido está creado puede ser exportado a “todas las plataformas conocidas y dispositivos”.
El producto no tiene fronteras y está ya en los primeros pasos de su fase de comercialización.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux