Personaliza el aspecto de tu bandeja de entrada en Gmail



El pasado mes de noviembre, el equipo de Gmail lanzó un profundo rediseño del interfaz del sistema de correo electrónico de Google en el que, además, desplegaron un buen número de nuevas funcionalidades.
 Dos de los detalles más evidentes del nuevo Gmail estaban relacionados de manera directa con el aspecto del interfaz puesto que éste era capaz de adaptarse a la pantalla (ajustando tipografías y espacio entre elementos) y, además, podía personalizarse gracias a la inclusión de un buen número de temas con imágenes de alta resolución. Si bien el número de temas no era extremadamente pequeño y podíamos darle un toque personal a nuestra bandeja de entrada, el usuario tenía que moverse dentro de un número acotado de opciones algo que, pasados unos meses, Google acaba de cambiar puesto que ha abierto la posibilidad al usuario de personalizar su cuenta de Gmail ajustando los temas de una manera muy sencilla y usar sus propias imágenes.

Es muy importante que tengamos en cuenta que Google irá activando esta funcionalidad en los próximos días y, por tanto, es posible que no lo tengamos activado por defecto pero, de todas formas, vamos a decir unos minutos a revisar qué tenemos que hacer para personalizar nuestro buzón.

Para personalizar el tema de nuestra cuenta de Gmail lo primero que tendremos que hacer será acceder a la configuración del servicio, es decir, pulsar el botón con el icono del engranaje y, una vez ahí, seleccionar la opción Temas. Precisamente en esta sección nos daremos cuenta si Google nos ha habilitado ya o no esta opción de personalizar puesto que ahí encontraremos un par de nuevos temas (Claro y Oscuro) bajo el epígrafe de “Temas personalizados”.



La diferencia entre tema Claro y Oscuro, tal y como nos podemos imaginar, radica en el color de fondo que tendrán los elementos del inbox, es decir, cada uno de los correos de nuestra bandeja de entrada. Si recordamos el aspecto clásico de Gmail, los correos están representados por una pila de elementos de fondo grisáceo claro o, en el caso de haber personalizado el interfaz con algún tema de la galería, es posible que estos elementos tengan un fondo mucho más oscuro.

Esta sutil diferencia será algo que tendremos que tener en cuenta y combinarlo adecuadamente con la imagen que seleccionaremos como fondo para que el contraste entre ambos elementos nos permita leer con claridad. ¿Y qué imagen podremos subir? Justo debajo de estos dos temas personalizables encontraremos un enlace que nos permitirá seleccionar la nueva imagen de fondo entre varias opciones posibles: imágenes nuestras (que tengamos subidas a Google+ y, por tanto, por extensión a Picasa), imágenes almacenadas en nuestro teléfono (procedentes de la subida automática de imágenes del cliente móvil de Google+), subir directamente una imagen desde nuestro equipo, seleccionar una url de la web de un tercero y usarla como fondo o bien seleccionar alguna imagen que haya subido otro usuario de Gmail (puesto que por defecto se nos mostrarán dichas imágenes).


Combinando el tema claro, o el oscuro, junto a nuestras fotos favoritas podremos crear infinidad de combinaciones y, por tanto, poder personalizar nuestra bandeja de entrada todas las veces que queramos puesto que es una operación muy sencilla. La única pega, por ahora, es que esta opción se irá activando en los próximos días pero, bajo mi punto de vista, es una interesante forma de hacer que el usuario se sienta aún más cómodo usando el servicio.

Articulo original:  Personaliza el aspecto de tu bandeja de entrada en Gmail

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010