Cómo pueden “marketeros” y diseñadores trabajar juntos más eficazmente


La gente de marketing y los diseñadores tienen el mismo objetivo: conseguir sitios bien diseñados y campañas bien ejecutadas que conviertan a los simples espectadores en clientes. Pero llegar hasta eso puede ser todo un reto.

Para ello, los vendedores, más orientados a la medición, y los diseñadores, menos analíticos, deben navegar dentro del proceso creativo, lo que puede generar nuevos y atractivos conceptos.

Las empresas que busquen mejorar su proceso creativo deben comenzar por comprender como vendedores y diseñadores son similares, así como ver donde residen las diferencias y qué pueden hacer para minimizar los conflictos y maximizar la creatividad.

La verdad es que los profesionales de marketing y los diseñadores tienen bastante en común. Se parecen en que comparten objetivos, ya que tanto vendedores como diseñadores buscan un cliente feliz. Y ambos comienzan por este, conociendo que es lo que busca y desea. Para poder responder a esta cuestión, se hacen preguntas similares, ¿por qué? o ¿qué pasaría si?. Por último, como era de esperar, ambos prefieren estar a cargo de una campaña o de un proyecto estratégico.

La diferencia principal reside en la medición, ya que aunque los diseñadores quieren que una campaña tenga éxito, también buscan una cierta sensación de estética agradable y creativa, incluso aunque esto suponga una menor audiencia. Los vendedores, por su parte, tienden a obsesionarse con la medición, el seguimiento de las conversaciones y las impresiones… Sacrificando algunos puntos estéticos a favor de una mejor arquitectura y contenido dentro de la página web.

Las prioridades de unos y otros también son diferentes. La máxima prioridad de un vendedor es estar enviando su mensaje a la audiencia más amplia y adecuada, buscan resultados por encima de todo. Por el contrario, los diseñadores gráficos tienden a sumergirse en un panorama más amplio, dentro de los conceptos que dan forma a la campaña o al sitio.

Aunque estas diferencias puedan parecer mínimas, representan diferentes perspectivas que pueden suponer una gran fricción entre unos y otros.  Y aunque los conflictos o tensiones son inevitables, hay ciertas formas de mantener esta pelea al mínimo.

Por ejemplo, sabiendo cuando acudir al diseñador. Si el contenido aún no está fijado y faltan varias fases, espere antes de solicitar la creatividad. Los diseñadores por norma general odian tener que tirar el trabajo cuando el proyecto se mueve hacia una dirección diferente.

Además, no actúe como si supiera más sobre el diseño que el propio diseñador. Respete las habilidades y la experiencia de cada uno, será más provechoso para todos, ya que persiguen el mismo objetivo.

El proceso creativo siempre es complicado. Pero si se establecen algunos límites y se confía en los materiales que ya han demostrado su eficacia se puede tener una mejor y más rápida creatividad.

Establecer algunos límites puede ser beneficioso, ya que no hay nada más paralizante que la sobreabundancia en la elección. Algunos límites fomentan la creatividad, al igual que la claridad sobre cada persona y su papel dentro del departamento. Asegúrese que el papel de todos está claramente definido, así como los plazos de entrega, que deben ser comunicados y respetados.

Existen varias herramientas para agilizar su flujo de trabajo, como se muestra en la infografía final. Utilice algún sistema como Evernote para intercambiar y afinar ideas. Encuentre las mejores guías para la planificación y la productividad personal. Desarrolle herramientas que le permitan mejorar el flujo de trabajo interno. Esto es, pase menos tiempo analizando datos y más tiempo creando.

La presencia de ciertos límites estimula el proceso creativo, y los papeles claramente definidos ayudarán a los profesionales de marketing y diseñadores a trabajar juntos de manera productiva y eficiente. Lo ideal es que todas las partes se comuniquen, colaboren y luego se aparten cada uno del camino del otro.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010