8 normas de etiqueta para utilizar el teléfono móvil sin perder el estilo


Hoy por hoy raro es el consumidor que no es propietario de un teléfono móvil. Y es que la “fiebre móvil” es cada vez más un fenómeno de masas. Los teléfonos móviles son fáciles de utilizar, pero quizá no tanto utilizarlos con estilo. Para recordarnos que los buenos modales no están reñidos con los omnipresentes teléfonos móviles, Focus nos propone a continuación las siguientes normas de “etiqueta móvil”:


1. Lo privado debería seguir siendo privado

Hablar por teléfono en todo momento y en todo lugar es para unos una bendición, pero para otros puede convertirse en un auténtico castigo. Las personas que tienen por costumbre, por ejemplo, hablar demasiado alto por teléfono cuando viajan en transporte público se llevan casi siempre miradas de reprobación. Por más que los teléfonos tengan ahora “patas”, no es buena educación dar detalles demasiado íntimos de nuestra vida privada cuando estamos en un lugar público rodeados de otras personas.



2. Cuidado con los tonos demasiado estridentes

Con los smartphones el usuario tiene la posibilidad de convertir su canción favorita en su tono para el teléfono móvil. Desafortunadamente, sin embargo, no todos tenemos los mismos musicales, sobre todo cuando el móvil suena en público y tiene un volumen demasiado alto. Para evitar molestar a otras personas, es preferible conectar el modo de vibración o al menos bajar el volumen del tono.



3. El teléfono móvil en la oficina

Cuando recibimos una llamada importante a través del teléfono móvil mientras estamos en la oficina, la mejor opción es siempre ausentarse durante unos momentos de nuestro espacio de trabajo, aceptando, eso sí, las posibles consecuencias de esta interrupción laboral. Hay empresas que tienen normas específicas sobre el uso del teléfono móvil durante el horario laboral.



4. Escuchar música sí, pero sólo con auriculares

Los teléfonos móviles permiten la reproducción de música, pero no son por ello transistores. Si para entretenernos queremos, por ejemplo, escuchar música de vuelta al trabajo en el metro, debemos hacerlo siempre con auriculares y no utilizando en ningún caso los altavoces del dispositivo.



5. Zonas libres de móviles

Hay lugares en los que los teléfonos móviles están totalmente vetados. Es el caso de las iglesias, los hospitales, los teatros y los cines. Si vamos a alguno de estos lugares, debemos preocuparnos de apagar el móvil o al menos de dejarlo en silencio.



6. Cuidado con la excesiva dependencia del móvil

Si hemos quedado con otra persona y estamos constantemente mirando el teléfono móvil, estamos demostrando no sólo poca consideración por la otra persona, sino también una evidente falta de educación.



7. Cancelar una cita mediante un SMS denota mala educación

Si hemos concertado una cita con alguien y finalmente no podemos acudir, no hay que cancelarla nunca mediante un SMS. Haciéndolo así, daremos la impresión de ser maleducados. La mejor opción es siempre telefonear directamente a la persona.



8. No grite, por favor

Aun cuando recibimos una llamada a través del teléfono móvil en medio de una fiesta muy ruidosa, no es necesario gritar para lograr que la otra persona nos entienda. Los móviles modernos vienen equipados con potentes filtros que neutralizan el ruido de fondo y posibilitan que nuestra voz llegue con relativa claridad a la persona con la que estamos hablando. Estar rodeado de ruido no es, por lo tanto, una excusa para gritar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos