Cuando los consumidores ponen contra las cuerdas a las marcas y éstas terminan tirando la toalla

Un té para niños con 2,5 terrones de azúcar por taza. ¿No parece muy saludable, verdad? Hace unos meses, la asociación alemana de consumidores Foodwatch “galardonaba” a este producto de la marca Hipp con el premio a la “mentira publicitaria más descarada” del año. Pues bien, parece que a Foodwatch le ha salido bien la jugada, pues Hipp ha decidido ahora retirar del mercado este polémico té para niños.

En la packaging del té para niños Hipp pueden verse manzanas, fresas y otras frutas apetitosamente dispuestas sobre un mantel de picnic. Sin embargo, dentro del envase, el consumidor no encuentra precisamente frutas frescas, sino té en polvo para niños aderezado con toneladas de azúcar. La contradicción entre packaging y contenido fue lo que llevó a Foodwatch hacer cuatro meses a otorgar a este té instantáneo el premio a la “mentira publicitaria más descarada” del año.

En declaraciones a Tagesspiegel, Claus Hipp, director de Hipp, no cree que las críticas al producto sean realmente justificadas, pero aun así ha decidido retirar el té del mercado y sustituirlo por una nueva variante sin azúcar añadido. Hipp matiza, de todos modos, que nunca ha sido intención de la marca confundir al consumidor.

Alrededor de 130.000 consumidores participaron hace cuatro meses con sus votos en los premios a las mayores mentiras publicitarias del año que concede anualmente la organización de consumidores Foodwatch y 44.000 votaron por el té instantáneo para niños Hipp, un producto en principio recomendado para niños a partir de 12 meses que contiene 2,5 terrones de azúcar por taza. En su momento, Hipp se defendió de las críticas y aseguró que también otros zumos y bebidas para niños tienen un elevado contenido en azúcares.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Los mejores limpiadores de malware para Windows