Los grandes errores que cometen los ‘marketeros’


La gente de marketing a veces es capaz de hacer las cosas más descabelladas, o más inimaginables. Y es que muchas veces la conversación entre el departamento de marketing de una compañía y su agencia termina por convertirse en una Entrevista con el Vampiro, como asegura Dan McDade, presidente y CEO de PointClear.

Al final muchas campañas terminan por chupar la vida de muchas compañías cuando el equipo de marketing no hace lo correcto. Pero esto es evitable si se localiza lo que es necesario cambiar y, para ello, McDade ha compartido en DMNews los 10 principales errores que suelen cometer los marketeros.

1. Objetivos dispersos: muchos marketeros empiezan con supuestos falsos, lo que supone una pérdida de dinero. Muchas veces no saben que, a no ser que sean una compañía gigante, no pueden permitirse una compañía de branding. Si una campaña no ofrece resultados tangibles, no hay que gastar el dinero en ella.

2. Pedir demasiado: no pidas que un prospect haga demasiadas cosas de primeras. Pide una sola cosa y no hagas que el proceso sea confuso. El proceso de compra es una serie de decisiones de Sí/No, por lo que si se complica las posibilidades de recibir un “no” por respuesta se multiplican.

3. Sin modelo financiero: ¿en tu departamento habéis valorado las expectativas en el mejor y el peor escenario? ¿Invertiríais si se produjera el peor de los casos? Si no hay seguridad de que se pueda conseguir al menos un porcentaje determinado de retorno, lo mejor es no utilizar esa solución.

4. No probar: hacer testeos es generalmente algo sencillo de conseguir y relativamente barato. De esta forma es posible saber, por adelantado, qué estrategias creativas generan mejores resultados.

5. Olvidar los resultados anteriores: si ya habéis hecho programas iguales o similares, ¿conocéis los resultados? Si no es así, no lancéis nada antes de recordarlos.

6. Falta de definición de leads: es importante tener una definición acordada sobre los leads que se esperan. Si el equipo de marketing lo define de una manera y el de ventas de otra diferente, el programa tendrá pocas oportunidades de salir adelante.

7. Sin cualificación de leads: Si los leads van directamente a las ventas, sin una cualificación, eso supondrá la perpetuación del departamento de ventas quejándose por la cantidad de leads, mientras que el de marketing se quejará de la falta de un feedback específico de esas ventas.

8. Sin un proceso de evaluaciones de resultados: ¿cuándo y cómo evalúas los resultados? Si la respuesta no la tienes clara, lo mejor es que dejes de lado el programa, por ahora.

9. Estimaciones de costes: muchas compañías subestiman el verdadero gasto de programas como trade shows y sindicación de contenidos, pero el error está en centrarse en el coste por lead y no en el coste por venta aceptada.

10. Centrarse en el corto plazo y no en los resultados a largo plazo: la mayoría de las compañías no trata de llegar a consumidores que no estén interesados inmediatamente, perdiendo así una porción sustancial de su inversión.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes