Personal Branding: tú mismo como estrategia de marketing

Crear una marca personal o personal branding es el proceso mediante el cual se desarrolla una “marca” alrededor de tu propio nombre, profesión o carrera. Una vez creada esta marca personal, te facilitará comunicar y dar a conocer las habilidades y valores que conforman tu sello particular.


Pero no cometas el error de pensar que el personal branding está solo destinado a empresarios, profesionales y expertos en marketing. El desarrollo de una marca personal más bien tiene el propósito de aumentar tu valía y prestigio. Sin embargo, desarrollar la marca personal exigirá de ti mucha consistencia, dedicación y trabajo continuo, pero por fortuna, el uso las tecnologías actuales le brindan a cualquiera la posibilidad de dar a conocer su marca personal.

El desarrollo de la marca personal está muy vinculado con otro término que se maneja hoy en el mundo de marketing y las redes sociales, el empleo 2.0, que viene a ser algo así como el grupo de procedimientos y estrategias personales que te ayudarán a encontrar empleo explotando al máximo las potencialidades de Internet, especialmente las redes sociales. O sea, la relación se establece en el sentido de que para que los empleadores vengan a ti a ofrecerte trabajo, deberás construirte una sólida reputación personal que lograrás con la creación de tu marca personal.

Para desarrollar tu marca personal en la red, necesitarás lo siguiente:

Dominio propio: Necesitarás comprar alguno de los bienes virtuales que se ofertan en la web, tal es el caso de un dominio propio. Este deberá ser preferiblemente uno que describa tu nombre o que haga referencia a la actividad que realizas. No existe manera de crear una marca personal si no tienes tu propio dominio Tunombre.com.

Tu blog personal: Tu página web personal donde publiques tus propios artículos al menos 2 o 3 veces a la semana y que traten sobre temas relacionados con tu marca. No dejes de compartir estos posts a través de Facebook, Twitter, LinkedIn y otras redes sociales.

Una cuenta en Twitter: Al crearte la cuenta no olvides agregarle tu foto y para el nombre de la misma, utiliza tu nombre propio o algún término que describa tu actividad o la actividad a que te dedicas. Sigue a todos los usuarios que creas que puedan interesarse en temas afines a tu marca personal, interactúa con ellos y crea un nivel de compromiso.

Perfil de Facebook: Usa para esta cuenta la misma foto que usaste en Twitter, rellena todos los datos de tu perfil, mantén actualizada la información de tu experiencia y trayectoria laboral. Muestra seguridad y escribe comentarios y opiniones relevantes en tu página de Facebook. Invita a antiguos colegas, conocidos de la escuela, la universidad y el vecindario, a que te sigan en Facebook. No infravalores las posibilidades de esta red social que te brinda una excelente oportunidad para dar a conocer tu personalidad online, crearte una reputación y desarrollar tu marca personal.

Perfil en LinkedIn: LinkedIn viene a ser como tu currículo de vida en formato digital. Este mostrará a todos tus referencias, habilidades y competencia profesional. Únete a grupos con intereses afines a tu marca. Formula y contesta preguntas de manera inteligente, participa de manera activa en los debates. Interactúa y conéctate con todos los que muestren interés en los temas que sugieres.

La marca personal llega a convertirse en una herramienta muy poderosa, ya que envía un mensaje claro y preciso sobre quién eres y lo que tienes para ofrecer. En la medida que esta sea más auténtica y original, te irá posicionando mejor como experto en tu nicho de mercado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010