3 sencillos pasos para interactuar con los consumidores

¿Sabe si los clientes están hablando bien de su negocio? ¿Está contento con el volumen de referencias a su negocio? Si la respuesta es no, probablemente sea porque la estrategia de engagement de su negocio está desactualizada.

El engagement no es sólo una conversación interminable y condescendiente en un blog o una página de Facebook. Según explica Gail Goodman en su libro Engagement Marketing: How Small Business Wins in a Socially Connected World, el engagement llega cuando la gente se califica a sí misma, haciendo público su interés hacia una compañía.

Y esos consumidores que interactúan online se convierten en clientes en la mayoría de los casos, hablan con sus amigos de la marca y dan fuerza al motor del marketing de esa compañía una y otra vez.
Pero, ¿qué pueden hacer las pequeñas empresas que quieren fortalecer su relación con los clientes ya existentes, conseguir más ventas y más referencias? Goodman, en su libro, propone tres sencillos pasos que no pueden fallar:


1. Ofrezca una experiencia ¡wow!

Una de las mejores formas de averiguar si se está ofreciendo una buena experiencia de cliente es mirar a los negocios desde fuera y plantearse cómo se atiende a los consumidores en el centro de llamadas, qué ocurre al acceder a la web desde un dispositivo móvil o si se responde a las quejas de los consumidores de forma inmediata o efectiva.


Frente a actitudes que puedan irritar, enfadar o desmotivar a los consumidores, las marcas tienen que buscar una experiencia ¡wow! que haga que los clientes sigan interesados y abiertos a seguir en contacto.


2. Anime a sus consumidores a seguir en contacto

Una vez haya conseguido ese ¡wow! de sus clientes, lo siguiente que hay que hacer es animarles a seguir en contacto vía e-mail o redes sociales. Esto es importante por dos razones: ayuda a traerles de vuelta a su negocio y le mantiene en su mente, por lo que aumentan las posibilidades de que recurran a usted de nuevo.



3. Involucre a la gente

Cuando los consumidores aceptan esos contenidos sociales, hay que asegurarse de que éstos contenidos son atractivos e involucran a los clientes. Es decir, crear contenidos interesantes y relevantes que les lleven a hacer una acción, desde un ‘me gusta’, comentarios o shares, hasta descargas, registros en eventos y compras online.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux