El éxito del internet móvil podría terminar con la era del internet libre


Actualmente existen 2.400 millones de personas utilizando internet, un tercio del total de la población mundial, y esta suma crece a razón del 8% cada año, aunque en países como India, Filipinas o Colombia la tasa es muchísimo mayor. Pero la verdadera importancia de estas cifras no está en la cantidad, sino en cómo la gente está accediendo a internet.

Según The Internet Report lanzado por la especialista y socia de Kleiner Perkins Caufield and Byers, en el mundo hay 1.100 millones de usuarios de smartphones, es decir, 1.100 millones de personas que pueden acceder a internet a través de un dispositivo móvil. Además, un tercio de los usuarios de Estados Unidos tiene una tableta o e-reader.

Pero es especialmente llamativo cuál es el uso que dan las personas a sus dispositivos móviles. Según el informe, estos dispositivos ya suponen el 13% de todo el tráfico online, este año el 24% de todas las compras online del Black Friday se hicieron a través de móviles, y en mayo de este mismo año el tráfico móvil ya superaba al PC en India.

Sea cual sea la lectura que se haga de estas cifras, está claro que el futuro es móvil. Estamos dirigiéndonos a un mundo en el que la gente accederá a internet a través de un dispositivo en la palma de su mano, y esto tiene algunas implicaciones. Por un lado, simplificará la integración de internet en la vida de millones y millones de personas. Por otro, aumentará el poder de las grandes corporaciones, lo que incrementará las preocupaciones de los usuarios.

Los móviles son radicalmente diferentes de los PCs porque son, en esencia, cerrados. Ya sean tan herméticos como los dispositivos Apple, o más relajados como los Android, fabricantes y proveedores de sistemas operativos son los que tienen el control de los dispositivos que utilizan los usuarios. Nada entra en un dispositivo Apple sin haber pasado primero por la autorización expresa de la compañía. Y a esto hay que sumar que todo lo que pasa por la red móvil está controlado por otros medidadores: las teleoperadoras.

El mundo móvil encierra otra realidad: un mundo en el que el poder de las grandes corporaciones se ve extremadamente reforzado por el control tanto de la innovación como de los usuarios en red. Se ha hablado ya largo y tendido de los peligros de una amenaza real contra la libertad de expresión como contrapartida a la era del internet libre que hemos vivido hasta ahora, pero parece que el control de las grandes corporaciones y teleoperadoras sólo nos lleva en esta dirección. Una preocupación que ha llevado a muchos ya a señalar la amenaza que supone una de las grandes propuestas de las telecos de medir y cobrar a los usuarios en función del contenido online al que accedan a través de sus dispositivos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010