Internet es el ojo que todo lo ve pero, ¿realmente esto preocupa a los usuarios?


140 caracteres diciendo dónde vamos, que nos gusta una marca de ropa, compartir el enlace de una noticia o comentar los planes para el viernes en el muro de un amigo son acciones que, prácticamente desde el subconsciente, llevamos a cabo todos los días. Nuestro Facebook, Tuenti, blog… es el espejo de lo que somos y el reflejo lo puede ver cualquiera con un poco de curiosidad.

Pero… ¿Quién mira en nuestro espejo virtual? Amigos y conocidos lo hacen, pero los desconocidos también. El 80% de las empresas consulta los perfiles de sus candidatos antes de contratarles y muchas marcas indagan entre las opiniones online de sus consumidores en busca de información estratégica y de estudios de mercado gratuitos.

Y toda la información que buscan está ahí, en cada rincón de la red por el que pasamos y en el que dejamos huellas digitales fáciles de seguir. Sin darnos cuenta creamos un diario actualizado con una periodicidad pasmosa.

Los diarios tradicionales en los que se guardaban los secretos más íntimos eran ocultados con gran recelo a los ojos de cualquier intruso, pero ahora los dejamos al libre albedrío de cualquiera con un ratón y una pantalla. ¿Somos demasiado descuidados al no preocuparnos en exceso por quién nos está siguiendo por la red?

Los canadienses piensan que no. El 72% de los encuestados por la Oficina de Privacidad canadiense en febrero de 2012 está preocupado por su privacidad en internet y son conscientes de los riesgos de publicar información en las redes sociales, entre las que consideran a Facebook como una amenaza real a su privacidad.

En España por su parte, sólo un 10,5% de los internautas españoles tiene configurado su perfil en redes sociales de forma totalmente abierta, según el “Estudio sobre la seguridad de la información y la e-confianza de los hogares españoles” elaborado por el Observatorio de la Seguridad de la Información. En 2008, este mismo indicador era del 43%, por lo que se deduce que los españoles cada vez están más preocupados por la información personal que se puede conseguir sobre ellos en internet.

Quizá en la era de la información digital el ojo de internet que todo lo ve nos sigue de cerca. Sin embargo, cambiando la privacidad de nuestros perfiles o no agregando a desconocidos parece una buena manera de cegar parcialmente a este “espía digital”.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes