A rey muerto, rey puesto: 3 alternativas al “difunto” Google Reader


Google dará por enterrado a su popular lector de RSS Reader el próximo 1 de julio. El RSS es un viejo formato de carácter abierto que permite al usuario tener acceso a los últimos artículos de webs y blogs con un simple golpe de vista. El “casi difunto” Google Reader era hasta ahora uno de los lectores de RSS más populares, pero que no cunda el pánico. Cuando una puerta se cierra, se abre una ventana, en este caso varias ventanas. Actualmente hay en el mercado múltiples alternativas al popular servicio al que Google ha decidido dar carpetazo. Spiegel recoge a continuación algunas de ellas:

1. Feedly: un lector basado en la web y con un diseño muy elegante


Feedly es muy similar a Google Reader. Como éste, es un servicio basado en la web que funciona en los servidores de su proveedor, es gratuito y puede ser utilizado desde navegadores y también desde aplicaciones gratuitas para iOS y Android.

Se trata de un lector con una interfaz muy elegante. El usuario tiene la posibilidad de organizar los feeds a los que está suscrito como si se tratara del diseño de una revista. En Feedly, los feeds toman la forma de fotografías de gran tamaño y pequeños textos, con un estilo muy similar al de aplicaciones como Pulse o Flipboard. De todos modos, también existe la posibilidad de apilar titulares en listas, como también permite en actualidad Google Reader. Además, y al igual que el lector de Google, cuando el usuario hace scroll sobre los feeds, éstos se marcan automáticamente como ya leídos.

Los desarrolladores de Feedly prometen que todos los usuarios de Google Reader podrán mudarse a esta plataforma sin ningún tipo de problemas y les proporciona además algunos consejos para la “mudanza”.

Lanzado en 2008, el dueño de Feedly es el desarrollador estadounidense Edwin Khodabakchian, vinculado con anterioridad a empresas como Netscape y Oracle. Feedly no dispone de versión de pago, por lo que su modelo de negocio no está aún muy claro.

2. Fever: termómetro de temas en la red con servidor propio


Fever no sólo tiene una interfaz más atractiva que Google Reader sino que también incorpora más funciones que el lector del gigante de internet, lo cual tiene mucho mérito pues el lector es fruto del trabajo en solitario del desarrollador estadounidense Shaun Inman.

Eso sí, a diferencia de Google Reader, Fever es un lector de pago. Mediante el abono de 30 dólares, el usuario tiene acceso a las funciones de este lector de por vida y lo cierto es que la compra merece la pena. Fever es un lector rápido, elegante y pertrechado por funciones únicas que otros lectores no ofrecen. Mediante la etiqueta “hot”, por ejemplo, Fever indica al usuario qué contenidos están siendo más citados por sus propias fuentes en un determinado momento.

Además, existe también la posibilidad de exportar links y artículos desde Fever a otros servicios como Pinboard, Instapaper o Evernote.

En cuanto a su compatibilidad con dispositivos móviles, su interfaz se adapta bastante bien a los navegadores en los tablets y en los smartphones Fever es compatible con las apps Meltdown (Android) y Sunstroke y Reeder (iOS).

Fever es, en definitiva, un lector, estable, elegante y muy rápido, aunque a corto plazo no se esperan grandes innovaciones en este servicio. Su desarrollador ya ha anunciado que actualmente está trabajando a tiempo completo en un nuevo proyecto relacionado con el mundo de los videojuegos.

3. Newsblur: lector con un sólido modelo de negocio detrás


Newsblur es un lector basado en la web que funciona a través de los servidores de su desarrollador Samuel Clay. Sus funciones son más amplias que las de Google Reader. Únicamente el diseño de su interfaz se queda quizás un tanto anticuado y necesitaría de una actualización. Su apariencia es similar al viejo Outlook, aunque en las aplicaciones gratuitas del lector para iOS y Android, Newsblur presenta un “look” mucho más moderno.

El modelo de negocio de Newsblur es bastante sólido. Cuando el usuario utiliza más de 64 fuentes y desea a tener acceso a actualizaciones con frecuencia, debe abonar una cuota de al menos un dólar al mes.

El único inconveniente de Newsblur es que en la actualidad, y debido a la elevada demanda, el servicio funciona con bastante lentitud.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes