HotSpots, un plugin para visualizar mapas de calor en WordPress

Cuando lanzamos un proyecto web y ponemos nuestra página o nuestro blog en producción, nuestro trabajo no termina y, además de encargarnos de los contenidos, es fundamental que fijemos una serie de objetivos que tendremos que medir para asegurarnos que estamos cumpliendo la estrategia que nos hemos marcado. En el caso que no cumplamos los objetivos, los datos nos ayudarán a implementar acciones de mejora que irán tanto por la senda de los contenidos como, quizás, por la senda del diseño para mejorar la estructura de nuestra web.


Medir es fundamental y, de cada visita de nuestros usuarios, podemos extraer gran cantidad de información de valor que nos ayuda a conocer a nuestros usuarios, ver qué temas les interesas, cómo llegan a nuestra web o qué cosas han buscado por la red antes de dar con nosotros. En el caso que usemos WordPress, podemos encontrar un buen número de plugins para realizar analítica web, un aspecto que tratamos no hace mucho y en el que, entre otras cosas, hablamos de los mapas de calor gracias a WP Super Heatmap.

Los mapas de calor son representaciones gráficas que nos muestran los lugares clave en los que nuestros visitantes hacen clic, una información de gran interés a la hora de validar el diseño que utilizamos o que queremos ajustar para que funcione mejor. Otra alternativa a WP Super Heatmap es HotSpots, un interesante plugin que nos permite obtener mapas de calor de nuestro blog en WordPress.

Esta representación gráfica se dibujará sobre el layout de nuestra página y podremos ver las zonas calientes y zonas frías de nuestra web, es decir, las zonas en las que los usuarios realizan clic y comprobar así si nuestro diseño funciona y entender algo mejor el comportamiento de nuestros usuarios con una información complementaria a la que nos puedan ofrecer los datos de Google Analytics.

HotSpots me parece muy interesante porque nos ofrece un mapa de calor para cada página que tengamos en nuestra instalación de WordPress y si, por ejemplo, redimensionamos la ventana del navegador, el mapa también cambiará y nos mostrará cómo reaccionan los usuarios que utilizan esas mismas dimensiones de ventana. Además, la herramienta es parametrizable y podremos fijar criterios para indicar qué es una zona caliente en base al número de clics, es decir, fijaremos un umbral de clics mínimo para considerar a una zona de nuestro blog como importante.

Pero, en mi opinión, lo más importante es que toda la información se almacena en nuestra base de datos y no en el servicio de un tercero, un factor que es importante tener en cuenta a la hora de almacenar datos sobre el comportamiento de nuestros usuarios y generar estos mapas de calor con los que mejorar nuestros proyectos web.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010