¿Por qué no hay nadie capaz de copiar el proceso creativo de Apple?

Los productos de Apple son el gran referente del mundo tecnológico. Han tenido un éxito increíble, y se han imitado, que no copiado, por todas partes. La expectación que genera un lanzamiento de Apple sólo es equiparable a la expectación de que la competencia copie estos nuevos productos.

“Hay un patrón en nuestra industria, Apple cristaliza el producto, y al minuto de que Apple lo cristalice, entonces todo el mundo sabe cómo competir”, aseguraba Marc Andreessen acerca de los rumores sobre el posible lanzamiento de la Apple TV.

La idea de que la competición tecnológica responde a un mismo esquema en que Apple marca cómo será la competencia y después empieza la carrera para llegar a lo más alto de la trayectoria de mejora es prácticamente axiomática. Las cosas son así.

Pero como se pregunta Horace Dediu en su artículo para Asymco, ¿por qué no hay un deseo en la industria de copiar el proceso de creación de productos de Apple? ¿Por qué no es otra la compañía que pone en marcha el catalizador de una nueva categoría tecnológica? ¿Y por qué no hay otra compañía que esté re-definiendo categorías y, por extensión, redefiniendo la forma en que las personas utilizan la tecnología? En definitiva, parece que todo el mundo quiere copiar a Apple, pero nadie quiere copiar el ser como Apple.

Para Dediu no se trata de la capacidad, o incapacidad, de copiar a Apple, sino del deseo de hacerlo. Y es que si hubiera un verdadero deseo la investigación y el debate acerca de lo que está haciendo que Apple tenga éxito sería enorme. Los consultores hablarían del “saber hacer de Apple” y Wall Street valoraría las empresas basándose en un estándar “Apple-izado”.

Pero esto no puede pasar por dos posibles razones: o bien Apple no se puede imitar porque no vale la pena, o bien no se puede copiar porque su éxito es el resultado de un proceso prácticamente mágico.

Para Apple, la respuesta es más sencilla: la innovación está profundamente arraigada en la cultura de la empresa. “La audacia, la ambición, la creencia de que no hay límites, el deseo entre nuestra gente no sólo de hacer buenos productos sino los mejores productos del mundo. Está en los valores, está en el ADN de la compañía”, aseguraba Tim Cook.

Apple tiene dos ventajas únicas frente a la competencia, la integración y un gran equipo humano. Para el resto, es más sencillo utilizar lo que ya tienen y operar copiando lo que ha creado otro.

De lo que no hay duda, como recuerda Dediu, es que Apple es más consciente de aquello que lo hace especial de lo que deja entrever. Apple es muy consciente de quién es, pero tiene también mucho cuidado con no compartir todo lo que sabe.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes