10 lecciones que las marcas pueden aprender del arte callejero


Aunque muchas formas de arte callejero son deliberadamente “antipublicidad” y “antimarcas” -ahí está el grafitero Banksy para demostrarlo- lo cierto es que la publicidad puede aprender y mucho del arte nacido en la calle. Al fin y cabo, tanto las marcas como los artistas callejeros aspiran a lo mismo, a ser vistos, a ser populares y a ser “cool”. Partiendo de esta premisa, ThinkTank ha confeccionado una presentación en la que enumera algunas de las lecciones que las marcas pueden aprender del arte callejero:

1. Reivindique su territorio. No intente estar en todas partes y hacerlo todo. Encuentre aquello que se le dé bien y explótelo a su favor para hacerse un nombre.

2. No copie. Encuentre un estilo único y la gente terminará siguiéndole. Sea fiel al espíritu de su marca y resista la tentación de “coger prestadas” ideas a la competencia sólo porque sean “cool”.

3. Aprenda a colaborar. Recuerde que la unión hace la fuerza. ¿Cuándo fue la última vez que colaboró con otra marca?

4. No intente complacer a todo el mundo. A mucha gente le encanta en realidad sentirse desafiada. Atrévase a sacar su marca de la zona de confort.

5. Tome partido por algo y muestre seguridad en sus convicciones.

6. No intente cambiar las “calles”. Añádale algo. Mire lo que rodea a su marca y piense en lo que puedee cambiar para hacerlo más interesante.

7. Prepárese para el diálogo. Converse, no se limite a hablar. Escuche y responda.

8. Recuerde que lo sencillo y lo inteligente son a veces la mejor forma de destacar entre la multitud. Tenga en cuenta que no hacen falta millones para crear una gran campaña publicitaria.

9. Cuente historias interesantes y emocionantes que toquen la fibra sensible al consumidor.

10. Sea fiel a su gente. Elija bien a su equipo y haga “piña” con él.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes