Adiós Social Media, bienvenido Social Business


Madrid. Son casi las 18h de un domingo de agosto y no paro de buscar la inspiración necesaria para escribir un post que no os haga malgastar vuestro tiempo, en un mes más bien poco productivo en esta parte del mundo llamada España.

Conozco la complejidad de un planteamiento de marketing digital global: muchos frentes abiertos y la necesidad de disponer de recursos, tanto para los medios ganados (SEO, redes sociales, comunicación, PR, etc.) como pagados (SEM, display, performance, Facebook ads etc.). Sin embargo, no debemos olvidar que el área de business intelligence nos está demostrando, día a día, cómo apostar por un estrategia de gestión de plataformas sociales basada en la generación de negocio.

Se pueden realizar acciones directas de venta mucho más eficaces y con una capacidad de comunicación microsegmentada, gracias a la información obtenida de nuestros clientes a través de la información de sus perfiles sociales y de los patrones de comportamiento que generan, y que sirvan para la identificación de aquellos con mayor valor económico y social .
Fases de la evolución de un perfil corporativo
En primer lugar, podríamos encontrar una fase inicial focalizada en acciones de paid media que generen el branding suficiente para hacer crecer la comunidad a buen ritmo. Para mí, esa es la parte con menor complejidad, ya que puedes asegurar objetivos en función a la inversión realizada. Lo realmente necesario en esta fase es el tener un conocimiento necesario para decidir qué herramienta de gestión de campañas es la más adecuadas. Un ejemplo de ello puede ser la campaña lanzada por Baby Doll 
Además, no podemos olvidar que las marcas se han convertido en medios de comunicación, es decir, en esta segunda fase por mucho que invirtamos en captar lectores, si el contenido no es interesante seguramente tendremos pocas interacciones y no fidelicemos a los usuarios. Ahí empieza el reto de ser capaces de dotar a nuestra marca de una identidad digital basada en formatos y contenidos relevantes, así como en una gestión adecuada de la comunidad, incluyendo soporte de información y atención al cliente. Nos encontramos con el reto de incrementar el ratio de interacción de los miembros de nuestra comunidad a través de nuestro contenido.
La tercera fase, aquella donde empezamos a tener un volumen suficiente de usuarios y un ratio de vinculación razonable, es la idónea para empezar a realizar acciones de venta basado en Social CRM o cómo identificar a nuestros clientes dentro de los miembros de la comunidad en medios sociales. Herramientas de Facebook como custom audiences nos generan un panel de campañas que nos permiten segmentar nuestras acciones publicitarias en Facebook . Twitter también se vuelca en diseñar formatos publicitarios orientadas a captación de leads y ventas con su Lead generation cards

En definitiva, ahora es cuando vamos a ser capaces de obtener un retorno económico de nuestra presencia en plataformas sociales, demostrando que este canal va mucho más allá del marketing y la comunicación.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos