Así selecciona Facebook lo que nos muestra en el News Feed


En un evento para la prensa realizado ayer en Menlo Park, Facebook explicó cual es el funcionamiento del News Feed y en base a qué vemos unas publicaciones sí y otras no. Además, también anunció la introducción de una serie de novedades en el algoritmo que utilizan, en lo que es un primer paso en el cambio de su estrategia de comunicación sobre el tema.

Que Facebook sea el que decide que vemos y que no ha sido algo que siempre ha generado controversia y despertado suspicacias no solamente entre de los usuarios, sino sobre todo entre las empresas. Desde la red social admiten que tienen que mejorar la forma en la que comunican las actualizaciones que hacen a su algoritmo y, comenzando con esta sesión con la prensa, a partir de ahora informarán con mayor claridad. Pero veamos a continuación que es lo que han contado.
¿Cómo funciona? Por puntos


Según Facebook, cada vez que alguien entra al News Feed, hay de promedio 1.500 publicaciones de sus amigos y de las páginas que sigue. Lo que hacen ellos es reducir este número hasta otro algo más manejable: 300 (siempre hablamos de promedios, claro). Básicamente, esto lo consiguen tomando como base la interacción que hemos tenido antes con esas publicaciones.

Lo que hacen es usar un algoritmo para darle un puntaje a cada publicación. Para esto, el algoritmo toma en consideración, entre otras cosas, qué tanto interactúa el usuario con quien lo ha publicado (amigo o página) y con el tipo de publicación (fotos, texto, vídeo…); el número de “Me gusta” y los comentarios que ha recibido, junto con las veces que se ha compartido por parte de todo el mundo y de los amigos del usuario, y si ha sido reportada u ocultada por otros usuarios.

Así, cada vez que entramos a Facebook y vemos nuestro News Feed, nos encontramos con las publicaciones ordenadas en base a su puntuación, siempre de mayor a menor. El algoritmo puntuador no es estático, sino que siempre están ajustándolo y haciéndolo evolucionar. Tras él, hay un equipo de quince personas trabajando en que funcione mejor. Cuando hacen cambios, antes realizan pruebas A/B para comprobar que tal es su rendimiento.
Las novedades del algoritmo clasificador de Facebook


Uno de los cambios que han introducido recientemente y que ya está disponible en la web (pero no todavía en el móvil) es lo que han llamado “Story bumping”, que se podría traducir como “relanzamiento de historias”. En resumen, se trata de que aquellas publicaciones que no han sido vistas por el usuario porque no ha descendido lo suficiente por el News Feed, podrán reaparecer más tarde arriba del todo si es que tienen muchos “Me gusta” y comentarios.

Esto no quiere decir que vayamos a ver más publicaciones, pues el número de las que aparezcan en nuestro News Feed no se verá afectado por este cambio; un cambio, por cierto, que parece ser que no ha sido sencillo y que ha implicado una modificación relativamente grande en la infraestructura de la red social.

Según las pruebas que han realizado, este cambio dio como fruto un incremento del 5% en el número de “Me gustas”, comentarios y de veces que se han compartido las publicaciones hechas por amigos y un aumento del 8% de estas interacciones en las publicaciones hechas por páginas. Además, mientras que antes los usuarios sólo leían el 57% de las publicaciones, porque no descendían más, con este cambio el porcentaje ha aumentado al 70%.

Otra de las novedades que han introducido es denominada “Last actor”: el algoritmo tendrá en cuenta las últimas 50 interacciones que hemos realizado, lo cual le ayudará para puntuar las publicaciones de manera que aparezcan más de los últimos usuarios con los que hayamos interactuado. Esto se aplicará tanto a la web como al entorno móvil.

La última novedad está todavía en proceso y aún no se ha implementado. Es llamada “Chronological by actor” y es otra aproximación a los eventos en tiempo real, tal y como ya hicieron al introducir los hashtags (que no son para lo único que sirve pero que ayudan en este aspecto). Con esta modificación del algoritmo se determinaría cuales publicaciones de una persona están relacionadas con un evento que está sucediendo en ese momento para así publicarlas en el News Feed en orden cronológico inverso (es decir, empezando por la última).

Por lo visto, este cambio todavía no anda muy fino. En sus pruebas, el número de interacciones (recordemos: los “Me gusta”, los comentarios y las veces que se comparte) se ha reducido al introducirlo, por lo que es necesario hacer algunos retoques. Sin embargo, parece un paso necesario hacia aquello que dijo Zuckerberg de ser “el mejor diario personalizado para todo el mundo“, por lo que seguro que en algún momento lo veremos implementado.
Un cambio de comunicación más que necesario

La aproximación de Facebook sobre el problema del exceso de información provocado por la acumulación de amigos fue usar un algoritmo que filtrase las publicaciones tomando como base signos de interés provenientes del usuario. Anteriormente, este algoritmo era conocido como EdgeRank, pero según señalan desde The Next Web, el EdgeRank ya no se usa.

Tenga el nombre que tenga y funcione como funcione, el fondo es el mismo: clasificar el contenido automáticamente para el usuario y mostrarle aquel que es de su interés sin necesidad de que intervenga más allá de la interacción normal que realiza dentro de la red social. Es decir, de manera orgánica.

Si bien el objetivo es tan loable como ambicioso, desde Facebook lo han manejado mal desde el principio a nivel de relaciones públicas. Al igual que a Google le costó años desprenderse de las acusaciones de manipulación en los resultados de su buscador (si es que ha conseguido quitárselas de encima), Facebook va a tener que esforzarse mucho para quitarse de encima la sospecha de que su filtrado no es manipulado de acuerdo a intereses económicos.

Afortunadamente, parecen haberse dado cuenta de que el oscurantismo no es la respuesta. Si cumplen como han dicho, la información que vayan dando acerca de las actualizaciones del algoritmo ayudará a mejorar su imagen tanto frente a los usuarios como a las empresas. Y es especialmente frente a estas que deben despejar las dudas acerca de bajo que condiciones un usuario puede ver su contenido ya que suelen ser las más críticas con la red social.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010