Cuando un silencio vale más que mil palabras en las redes sociales


Las redes sociales son un excelente vehículo para las marcas. A través del social media consiguen difusión, además de crear estrechos vínculos con los consumidores. Pero muchas marcas deben aprender una valiosa lección: tener éxito en las redes sociales no significa hablar mucho, sino hacerlo en el momento idóneo.

Muchas marcas siguen el lema de “mucho ruido y pocas nueces” generando contenidos constantemente pero sin llegar realmente a su público. Por ello existen situaciones en las que es mejor utilizar las redes sociales para guardar silencio y en la siguiente lista le mostramos cinco situaciones en las que “un silencio vale más que mil palabras”:

1. Cuando se sienta obligado: si sólo escribe por obligación, pero no tiene nada interesante que decir, mejor déjelo.

2. Cuando sólo está hablando de sí mismo: en la red social de una marca también tienen cabida contenidos externos, los consumidores, etc. se trata de interactuar, no de hablar de uno mismo todo el rato.

3. Cuando esté cegado: muchas marcas no miden correctamente los resultados de las redes sociales, y en muchas ocasiones creen que están haciendo lo correcto, cuando las herramientas de medida les dirían lo contrario.

4. Cuando tenga miedo: miedo a que alguien note que no ha posteado, como el jefe o los clientes.

5. Cuando no esté siendo original: mantenga su estilo y en el momento en que por publicar contenidos comience a serle infiel, deje de subir publicaciones hasta que retome su senda personal.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010