Expresar por escrito los sentimientos acelera el proceso de cicatrización de heridas físicas »



La literatura mundial ha escrito toneladas de versos sobre curar las heridas del alma o el corazón, pero poco se sabía hasta hoy sobre el beneficio de escribir para cicatrizar heridas físicas de forma más acelerada.

Sea un lápiz y un papel, una libreta o un teclado, la acción de escribir episodios traumáticos o situaciones que deseamos expresar, han ayudado a producir un alivio emocional considerado como parte de la terapia a la que suelen ser sometidas las personas que pasan por este tipo de eventos, terapias que se utilizan desde hace más de treinta años.

Pero hasta hoy, no existían evidencias de que, además de reconfortar el alma y devolvernos la tranquilidad emocional, este tipo de ejercicios también contribuyen al proceso de cicatrización de heridas físicas.

La Universidad de Auckland, Nueva Zelanda se ocupó de investigar el tema llegando a una inesperada conclusión en su informe "Escritura expresiva y curación de heridas en personas mayores". El estudio publicado en la revista especializada Psychosomatic Medicine asegura que la escritura funciona como cicatrizante cuando está relacionada con eventos tristes, angustiantes o relacionados con sentimientos que no puede expresar el paciente por otras vías de comunicación.

El ensayo fue realizado con pacientes de entre 64 y 97 años, que habían pasado por una biopsia que dejó heridas en sus brazos. La rutina consistía en escribir al menos 20 minutos al día durante todos los días de la semana. En el proceso, los investigadores fotografiaron las heridas mientras cicatrizaban.

Mientras un 76,2% de los pacientes que relataron sus pensamientos tristes y experiencias traumáticas lograron sanar sus heridas en once días, los del grupo que tuvo que escribir sobre planes diarios, sin mencionar aspectos sentimentales sólo logró sanar en poco más del 40%.

El fundamento científico se apoya en que "el estrés y la depresión están relacionados con una curación de las heridas más lenta", algo que hasta el momento sólo se había intentando combatir mediante ejercicios físicos.

El profesor James W. Pennebaker, de la Universidad de Texas, que ha investigado durante dos décadas cómo la escritura expresiva puede ayudar a curar heridas emocionales, concluye sobre los beneficios de estas terapias: "la confrontación de hechos traumáticos, mediante expresión tanto verbal como escrita, tiene efectos positivos sustanciales en personas con dificultades para verbalizar sus emociones".

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux