7 momentos “marketeros” en los que debe aprender a decir ¡NO!

En el mundo de los negocios se suceden multitud de oportunidades, pero no todas tienen porqué ser positivas para el futuro de la empresa.

A continuación le mostramos algunos ejemplos en los que debe aprender a decir que no:

1. Cuando nadie está listo: más vale esperar que hacer las cosas antes de tiempo estropeando así un proyecto que podría ser beneficioso.

2. Cuando no encaja: muchas veces no empeñamos en intentar buscar porqué sí encaja, pero a veces la opción más inteligente es darse cuenta de por qué no funciona y buscar así una solución.

3. Cuando esté sobrecargado: en este mundo tan frenético muchas veces nos sobrecargamos de trabajo, proyectos que no podemos llevar a cabo.

4. Cuando sea poco realista: las propuestas que acepte deben ser serias y realizables, es bonito soñar, pero no jugándose el cuello.

5. Cuando tenga que retroceder: “hacia atrás ni a por carrerilla! Hay que aprender a dejar en el pasado lo superado e involucrarse en proyectos que miren hacia el futuro.

6. Cuando no ofrezca beneficios: Usted está en un negocio, entre otras razones para sacar beneficio de ello y poder vivir. Si un ofrecimiento no le va a generar sustento para sobrevivir, olvídelo.

7. Cuando no puede llegar a cumplir las expectativas: sea modesto y sopese su propia capacidad, a la larga le ahorrará multitud de problemas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos