Cinco expresiones que es recomendable evitar a la hora de mandar un email formal

Una de las razones por la cual prácticamente todos los emails que mandamos suenan similares (especialmente en el ámbito laboral), es porque nos ceñimos a los clichés y frases hechas.

Esto no es necesariamente algo negativo siempre y cuando tengamos clara la función del mensaje. Si simplemente estamos escribiéndonos con compañeros de trabajo o con amigos, no hay necesidad de encontrar nuevas frases.

De todas formas, si estamos tratando de causar buena impresión, especialmente si estamos tratando de establecer una relación laboral, es mejor que utilicemos frases llenas de sentido que mejor expresiones carentes de él. Recordad: Los que reciben nuestros emails sólo tienen nuestras palabras para formarse una idea mental de nosotros. Así que es mejor tratar de escoger nuestras palabras con cuidado.

Aquí dejamos algunas frases que según el experto Geoffrey James es mejor que evitemos:

1. “Espero que esté/s bien”.
Cuando no conocemos a alguien, no podemos fingir que nos importa cómo esta. Si queremos demostrar que nos preocupamos, mejor ser amables y hacer caso de lo que nos piden o exigen.

2. “I thought I would reach out” (En español, aproximadamente, pensé que te encontraría)

Tenemos que tener cuidado con esta expresión inglesa a la hora de utilizarla o de traducirla. Esta expresión nos hace parecer inseguros y que damos vueltas sobre un asunto. Es obvio que ya estamos tratando de recurrir a alguien escribiendo el mensaje así que mejor decir lo que queramos decir del tema e ir directos al grano.

3. Pedir a alguien que te ofrezca su tiempo sin dar nada a cambio (Del inglés Can I pick your brain?).
¿Por qué no hacer que la conversación adopte una dirección bidireccional? Es mejor ofrecer a cambio una idea que hayamos tenido relacionado con el tema.

4. Presentarle una idea a alguien para ver cual es su reacción (Del inglés Bounce an idea off you).
Aquí tenemos el mismo problema que en el punto anterior. Siempre seremos más educados ofreciendo algo interesante a cambio de nuestras exigencias.

5. Despedirnos con frases que puedan ser demasiado cariñosas (Del inglés Sincerely yours).
También está bien saber que si nos estamos comunicando en inglés, esta expresión está ya pasada de moda. Debemos sustituir expresiones como ‘siempre tuyo’ por otras más apropiadas si no tenemos confianza con la persona a la que nos dirigimos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010