Cómo mejorar la toma de decisiones en la pyme


Cuando los gestores de una empresa se encuentran ante una disyuntiva o ante un abanico de posibilidades y deben optar por algunas de las opciones que se les plantean, la toma de decisión puede no ser una tarea fácil, aunque, en muchas ocasiones, si se tienen al alcance los suficientes datos y el suficiente análisis de los mismos como para tener más claro cuál es la mejor alternativa, la tarea es bastante más rápida, sencilla, productiva y, por extensión, con menor índice de error.

Para poder conseguir todos estos datos es conveniente el uso de aplicaciones tecnológicas, como las de gestión empresarial y más en concreto las de business intelligence, de las que aún carecen muchas pymes. Estas herramientas agilizan y automatizan todos los procesos y son capaces de reunir datos que provienen de diferentes departamentos y personas que, en teoría, no se tienen porqué comunicar entre sí. Algo que, además, también evita que se puedan introducir datos por duplicado (con la consiguiente pérdida de tiempo) y reduciendo el margen de error.

De hecho, la integración de todas estas fuentes y datos suele ser uno de los aspectos más valorados de este tipo de aplicaciones, puesto que, si todo el mundo coincide en el valor que tienen los datos, no es menos cierto que en muchas ocasiones la información acaba propagándose por los diferentes puntos de la infraestructura tecnológica y no es siempre una tarea fácil encontrar y localizar la información requerida en un momento determinado.

Además, cabe señalar que muchas de estas soluciones añaden otro tipo de inteligencia al ser capaz de unificar los criterios, con el fin de que el trasladar los datos de un departamento para que sean accesibles y utilizables por otros no se convierta en un quebradero de cabeza más.

Las soluciones de gestión empresarial son capaces también de adelantarnos cuáles pueden ser los posibles cuellos de botella que afecten a nuestra empresa u ofrecernos los informes del estado de las cuentas financieras en unos diagramas que faciliten su lectura y comprensión, de manera que de un solo vistazo podamos tener todos los datos accesibles. Asimismo, y con una adecuada gestión de los mismos, estas mismas herramientas son capaces de demostrarnos si realmente un equipo de trabajo está sobrecargado de trabajo y es necesario contratar más personal y cuál es el índice de rentabilidad de cada una de las líneas de producción, entre otras tareas. No en vano, las aplicaciones de gestión empresarial pueden combinar la información que procede de sus diferentes módulos, con el fin de tener todos los datos accesibles para una correcta toma de decisiones.

En definitiva, las aplicaciones de gestión empresarial, conocidas como ERP, conllevan significativas mejoras para el negocio derivadas de una mejor gestión de la información, un aumento de la productividad y de la gestión del equipo humano, una optimización del servicio al cliente con el consiguiente impacto en las ventas, una reducción en los costes y una mejora general de todos los procesos.

Si tienes o trabajas en una pequeña o mediana empresa, no te pierdas nuestro nuevo canal Pymes, nacido gracias a la colaboración de SAP

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes