Los “marketeros” deben aprender a apostar por la personalización y dejar de lado las masas


El mundo del marketing se ha visto tan modificado en los últimos años que apenas quedan resquicios de lo que en un principio fue. Las estrategias, herramientas o procesos creativos han variado por completo para adaptarse a las nuevas tecnologías y las exigencias de un nuevo tipo de público.

Una variación que muchos “marketeros” no han sabido ver es el cambio de una comunicación de masas hacia una relación personalizada con el consumidor. El big data y las nuevas tecnologías permiten a las empresas conocer a sus consumidores y crear relaciones estrechas con ellos.

La interactividad entre consumidores y marcas es la clave del futuro, y las nuevas tecnologías, herramientas e inventos permiten construir esta relación de manera sencilla y efectiva.

Aunque todas estas afirmaciones parezcan lógicas, parece que al universo “marketero” le está costando adaptarse al cambio y reestructurar al fin sus estrategias y departamentos para adaptarse a la nueva era digital regida por los datos y los consumidores.

Internet ha supuesto una revolución en todos los aspectos que ha otorgado al consumidor el papel protagonista en un juego de intereses que las empresas deben aceptar para ganar.

El cambio es cada vez más obvio, y las empresas que no se adecúen a él y comiencen a emprender acciones acabarán sucumbiendo ante una competencia feroz y ágil que sabe adaptarse a un ecosistema camaleónico.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux