Encriptar y desencriptar unidades de disco desde el Finder de OS X


Todos los que nos dedicamos a la informática tenemos en claro algunas cuestiones, una de ellas es la necesidad de realizar backups en forma periódica y otra podría ser la de encriptar nuestros datos más importantes para protegerlos de manera fiable e impedir que quien se quede con nuestros discos duros, portátiles o smartphones y tabletas pueda acceder a ellos. Claro que por desgracia para los usuarios con menos conocimientos su utilización no es tan simple y no viene muy a mano en prácticamente ninguno de los sistemas operativos más importantes.

Desde luego, eso no quiere decir que no se pueda conseguir con un poco de esfuerzo, y en el caso de Mac OS X lo podemos hacer en unos pocos pasos para llegar a ese nivel de seguridad que todos deseamos para nuestra información más valiosa. Aunque hay que tener en cuenta, eso si, que el sistema operativo de Apple puede encriptar volúmenes que estén formateados con el sistema HFS+ o Mac OS Extended, así que esta solución que vamos a presentar deja fuera a quienes utilicen soluciones basadas en ExFat y demás alternativas más ‘familiares’ con Windows.

Para comenzar, vamos a recordar que el Finder (la herramienta de búsquedas de OS X), incluye una opción nativa para activar y desactivar la encriptación de discos (siempre que cumplan el mencionado requerimiento de estar formateadas en HFS+), y lo que esto nos permite es una rapidez muy interesante para encriptar y desencriptar nuestras unidades en forma simple y desde una herramienta que todo usuario de Mac tiene las más utilizadas.

Así pues, todo lo que necesitamos para empezar es iniciar el Finder y luego hacer click derecho sobre la unidad de disco que queremos encriptar, para luego hacer click en la opción de ‘Encriptar…‘ (reemplazar los puntos suspensivos por el nombre de volumen), tras lo cual OS X nos indicará que debemos ingresar una contraseña. Podemos especificar una que se nos ocurra en ese momento o bien utilizar la herramienta que el sistema operativo nos ofrece (Password Assistant), que nos permite generar una en forma aleatoria, y en ambos casos se requerirá de una frase de ayuda para el caso de que hayamos olvidado la contraseña.

Ahora comenzará el trabajo de entriptación, que puede demorar bastante dependiendo del tamaño de nuestra unidad de disco y también de la cantidad de archivos que tengamos almacenados, y como no también influye la potencia del hardware de nuestro equipo, así que en caso de ser un portátil debemos asegurarnos de comenzarlo con la batería con plena carga y conectados a la red eléctrica ya que de ninguna manera queremos que el proceso se vea interrumpido. Lo bueno de utilizar esta solución nativa, además, es que podremos seguir trabajando con nuestra unidad aunque no podremos desmontarla hasta haber finalizado esta tarea de encriptación.

Luego, en caso de decidir que no necesitamos mantener más la unidad encriptada, el proceso de desencriptación es muy simple y tan sólo nos requiere de iniciar el Finder y esta vez seleccionar la unidad y la opción de ‘Desencriptar’: se nos pedirá la contraseña que ingresamos al comienzo, y después de ingresarla nos tocará esperar un tiempo hasta que este se realice.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes