¿Saben quién eres? Marca personal: potencia tu propuesta de valor


Si tienes algún conocimiento de marketing, sea por formación reglada, experiencia profesional o, sencillamente, curiosidad, sabrás que el santo grial que buscan las marcas es un posicionamiento diferenciador.
Todos los profesionales vendemos un producto: nosotros mismos, con el importante riesgo que es no saber hacerlo bien.
Hablemos entonces de marca personal y de cómo su creación y potenciación pueden afectar a tu carrera profesional. Seguramente que muchos pensaréis que ya sabéis en qué consiste esto de la marca personal y que no es tan complicado sacarle partido. Sin embargo, ¿será realmente así? No vayamos tan deprisa y analicemos si de hecho esto es pan comido.
Tu marca la tienes que construir, posicionar, comunicar y luego… seguir construyendo y comunicándola para siempre.
Mi objetivo es que pienses en cada punto de forma critica y seas objetivo reflexionando sobre tu situación particular. Así que, empecemos repasando algunas claves para crear y potenciar tu marca personal.

Analízate

¿Cuál fue la última vez que te paraste a pensar qué es lo que buscas en tu carrera? Sí, ese trabajo ideal que no te dejaría deprimido los domingos después de comer porque mañana ya empieza la semana. Es el primer paso para poder definir tus objetivos futuros. Saber lo que quieres (y, preferentemente, que lo quieres porque te gusta, te motiva y te facilitará todo el proceso de creación de tu propuesta de valor).
Te ayudará hacerte un DAFO personal, pues debes conocer tus fortalezas y debilidades mejor que nadie (y no simplemente para soltarlas en cualquier entrevista), pues si no es así nunca podrás definir una estrategia para potenciarlas o mejorarlas.
Además, es de extremada importancia saber lo que busca el mercado, qué oportunidades existen y cuáles podrás crear tú. Sírvete del feedback que te den tus compañeros de trabajo, tus superiores y ¿por qué no?, tus clientes.

Define tu posicionamiento

Ahora tienes claro en qué punto de partida estás y dónde te gustaría llegar. Puede que parezca muy fácil o demasiado difícil pero no nos dejemos parar por la subjetividad. Tu marca personal se crea en base a tu posicionamiento, así que ahora tienes que definir de qué forma quieres que te vean en el medio hacia el que quieres dirigir tu carrera (tus compañeros, tu empleador actual o futuro, tus clientes y potenciales clientes e, incluso, tu red de contactos más amplia). Entiende que aportas de único y define qué valores quieres transmitir.

Manos a la obra

Desarrolla tus conocimientos. El mundo profesional es muy competitivo y las carreras cada vez más mutantes. Es decir: fórmate. Siempre hay temas nuevos y aunque seas (o te creas) un experto en tu campo de actuación, si miras más allá verás que hay cosas que aún no sabes, nuevas estrategias, acciones, formas de pensar y hacer que no conocías.
Sírvete de internet y de los medios sociales, seguramente que cuando empieces a buscar encontrarás muchísimos recursos gratis que te permitirán seguir mejorando tus conocimientos. Como en todo, pero de forma muy evidente si hablamos de carreras relacionadas con el entorno digital, ten en cuenta que “parar es (definitivamente) morir”.

Comunica tu marca

Lo que te va a permitir crear en las otras personas la percepción que buscas. Como en muchos campos de la vida, puedes ser el mejor en algo, pero si sólo tú lo sabes, ¡no esperes mucho de ello! Algunos puntos a tener en cuenta:
  1. Crea y comparte conocimiento. Sírvete de las redes sociales como herramientas facilitadoras para estar en constante contacto con el entorno en el que te mueves.
  2. Sé interesante, no hables con superioridad. No te olvides que aprendes mucho enseñando y reconoce el valor de dar. Aporta contenido  útil y tu marca te lo agradecerá.
  3. No ignores la importancia del networking. Identifica los influencers del entorno en el que te quieres posicionar y no dejes de ponerte en contacto con ellos (volvemos al punto anterior y a subrayar su importancia) pero no seas pesado, tienes que aportar valor.
  4. Define una estrategia multicanal. Crear tu blog y gestionar tu twitter de forma eficaz te servirá para actuar según las recomendaciones del primer punto, pero no te olvides asistir a conferencias, charlas, reuniones de grupos relacionadas con tus áreas de interés. Una estrategia de sinergias que aportará coherencia a tu marca.
  5. Sé constante. En el punto anterior hablábamos de herramientas sociales: blogs, Twitter, ni que decir tiene que tu perfil en Linkedin debe estar actualizado y lo más completo posible. Debes servirte de éstas y otras redes sociales según tus objetivos (Instagram, YouTube, etc.), pero sea cuál sea tu elección no dejes de actualizar los perfiles que crees, ten claro que son también herramientas de trabajo y que debes no sólo estar presente como ser activo en estas redes. Querrás que cuando te busquen en la red, encuentren un reflejo alineado con lo que quieres transmitir. Sin embargo, no debes olvidar: calidad por encima de cantidad.
  6. Analiza tus resultados. Esto es crucial. Cometerás errores pero debes aprender de ellos, no todo te saldrá perfecto a la primera, por eso es muy importante revisar tu estrategia y analizar qué acciones te están generando más notoriedad, más engagement con tu público, cuáles en definitiva te están generando más retorno. Ya que has definido objetivos, revisa tus resultados y así podrás saber qué debes afinar para llegar a tus metas.
Seguramente todos podemos pensar en ejemplos de famosos que tienen sus marcas personales bien definidas y explotadas (al final, ellos también viven de venderse), como Madonna, Barack Obama, Steve Jobs y un ejemplo más cercano y actual como puede ser el líder de Podemos, Pablo Iglesias y su estrategia de posicionamiento on y off que al final permitió a su partido lograr los resultados obtenidos en las últimas elecciones europeas.
Al final, tendrás que ser una propuesta de valor coherente en los canales en los que estés, en constante desarrollo y sostenible en el tiempo.
Éstas son algunas claves para tu enfoque estratégico de creación de una imagen creíble y sobre todo, de lograr el posicionamiento necesario para que se te reconozca donde quieres estar.
Me encantaría saber tu opinión sobre este tema. ¿Lo ves fácil? ¿De verdad tenemos una estrategia personal que responda a nuestros objetivos y revisamos nuestros resultados para poder mejorarla y enfocarla mejor?
Gracias por compartir tu conocimiento ;)
Photo Credit: MarcelaPalma via Compfight cc

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes