Aplicaciones móviles para proteger a nuestros hijos

Lo que no podemos negar es que las nuevas generaciones se manejan con los móviles como ya nos gustaría a muchos. No lo decimos nosotros, lo dice el Regulador Británico de Telecomunicaciones (Ofcom), que afirma que un niño de seis años se maneja mejor con la tecnología que un adulto de 45 años.

No obstante, el hecho de que los niños estén tan familiarizados con la tecnología también les expone a una serie de riesgos que antes de la era digital no existían: contenidos inapropiados en Internet, contacto con individuos poco recomendables y costumbres potencialmente perjudiciales para los más pequeños.


Sin embargo, donde hay un pero siempre hay un pro. En ese sentido, la propia tecnología es la que nos permitirá monitorizar, vigilar o supervisar la actividad de nuestros hijos en sus dispositivos electrónicos o determinar los contenidos a los que tendrán acceso. He aquí un repaso a algunas de las aplicaciones más útiles:

En primer lugar cabe señalar que los móviles más avanzados, como el Samsung Galaxy S5 o el iPhone 5s, ya permiten establecer sistemas de control y restricción parental. Con ellos podremos limitar las horas de conexión o no permitir el acceso a determinados contenidos. Además, en el ‘Modo Niños’ del Samsung Galaxy S5 se pueden personalizar las funciones del dispositivo y hacer que los pequeños tengan acceso a una tienda especial de apps que sólo recogerá las que estén dirigidas especialmente a niños.

Entrando ya en el terreno de las apps, la primera que hemos de destacar es Qustodio (disponible para Android e iOS, gratuita), que nos permite restringir contenidos e informarnos sobre qué páginas y qué actividad realizan nuestros hijos en sus dispositivos. Otras como Parental Control (en App Store por 4,99€) permiten bloquear el acceso a los diferentes dispositivos, establecer horarios y tiempos de conexión máxima sólo accesibles mediante una contraseña instalada por los progenitores.


Hay otras aplicaciones que te permiten supervisar los contenidos que visitan y consumen tus hijos. Un ejemplo es El Control Parental (En Google Play, gratis), con la que restringir el acceso a aplicaciones, llamadas y mensajes con el objetivo de no llevarnos una sorpresa en la factura. Permite también localizar dónde está el niño mediante el GPS incorporado en la mayoría de los smartphones.

Otras como Kid Safe Tube (en App Store) es una plataforma de vídeos similar a Youtube pero con contenidos dirigidos a los más pequeños. Entretenimiento y diversión sin peligro. Dentro de esta plataforma se puede hacer una selección de vídeos (por si hay algunos que no queremos que nuestros hijos vean) y además podremos saber cuáles son los que han visto.

Con Cliente Control Parental (en Google Play Store, descargable gratuitamente) podremos monitorizar los contenidos que visita y maneja el niño con el objetivo de evitar el ciberacoso y el ciberbullying, además de que nos ofrece la posibilidad de controlar la ubicación del teléfono móvil.

Por su parte, la app Modo Niños (en Play Store gratis) es una suerte de mundo virtual, en el que podemos incluir las aplicaciones, vídeos y contenidos que queremos para los pequeños… Modo Niños también restringe la publicidad que aparece en el terminal y no permite que el niño salga de la aplicación a la interfaz general de Android sin introducir una clave puesta por el padre o la madre.

Por último, pero no menos importante, nos encontramos con Mobicip Safe Browser (en App Store, gratis), un navegador de Internet alternativo a Safari y especialmente pensado para los niños. Incorpora numerosos filtros de contenidos y también restringe algunos de webs frecuentes como Youtube. Este control de contenidos puede adaptarse según la edad del pequeño.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010