¿Buscas trabajo? Cuida tu etiqueta online

¿Buscas trabajo? Si es así, todos los detalles cuentan. La reputación, por ejemplo, es fundamental. Y en los tiempos en los que vivimos, la reputación no es ya solo lo que la gente piensa de ti en el bar del pueblo, sino la imagen que tienes en Internet.

Perfiles sociales, tu CV en LinkedIn o cómo elegir tu nombre de usuario de correo electrónico suman y construyen tu identidad online. Cuidarla es fundamental a la hora de encontrar trabajo y no debes descuidarla.

Aunque hay muchos aspectos a tener en cuenta, hemos reunido los 10 consejos que te ayudarán a tener una buena reputación online.

1. Dime qué buscas y te diré qué necesitas

Por supuesto, no es lo mismo buscar trabajo de gestor de proyectos online que de panadero. Por descontado en el primer caso será más importante la reputación online que en el segundo. Pero, en cualquier caso, tener un buen blog de panes o participar en foros de cocina activamente seguro que no te hará daño. 

Busca siempre en el lugar adecuado y piensa bien en qué medida te puede ayudar Internet. Incluso si odias Facebook, lo más probable es que un perfil te pueda servir para ampliar tus contactos.

2. Existir

Si tienes claro que quieres usar tu presencia en Internet también a la hora de encontrar empleo, lo primero que tienes que hacer es existir. Crea tu perfil, inscríbete en las redes de empleo más populares y cuida al máximo tu perfil. Es tiempo bien invertido.

Un perfil en LinkedIn o en las redes relacionadas con tu sector son hoy en día casi imperativos para los que buscan empleo en determinados sectores. Páginas oficiales de colegios profesionales, webs de empleo público o foros de comunidades profesionales serán uno de tus recursos fundamentales.

3. Ojo con lo que escribes

Es muy fácil acceder a los perfiles y publicaciones de Facebook y Twitter. Hay empresas que te buscarán y verán qué uso haces de las redes sociales. Ante todo, usa tu sentido común (y las opciones de privacidad, si lo estimas necesario).


Comentarios a evitar

Pero el cuidado no se reduce a las redes sociales, tu actividad en YouTube o incluso tus comentarios en foros pueden ser fácilmente consultados y tenidos en cuenta. Por ello, y como en la vida offline, piensa antes de hablar.

4. Coherencia y honestidad

La verdad, siempre por delante. Si en tu CV de LinkedIn hablas de tu gran sentido de la puntualidad pero luego escribes en tu blog personal que sueles llegar tarde a todo porque eres un despistado, algo no cuadra. La reputación se construye con hechos, pero las palabras se leen y se interpretan en centésimas de segundo. Mucho cuidado.

5. Calle del Arce, número 13

¿Dirección postal? ¿Nombre de usuario en Skype? ¿Dirección de correo electrónico? No se trata solo de si tienes o no formas de contactarte online. La respuesta es, claramente, sí. Y cuanto más fácil se lo pongas a las empresas, mejor.

correo electrónico sin etiqueta online

Pero se trata también de ser coherente a la hora de escoger una dirección e incluso un nombre de usuario. Por supuesto, nadie te va a decir que no te quiere contratar por tener una cuenta llamada megistanloscruasans69@psychomail.com, pero tampoco va a darte puntos extra (a no ser que caigas simpático y se cambien las tornas). Lo más probable es que no suceda.

6. Contacto, con tacto

¿Cómo acercarte a las empresas? ¿Cómo escribir una carta de motivación o un buen CV? Por supuesto, tu forma de hablar, escribir y, en definitiva, comunicarte, son fundamentales a la hora de conseguir un buen trabajo.

Ten en cuenta a quién te diriges, en qué circunstancias y qué quieres decir. Puedes ser el mejor, estar convencido de ello… pero Construcciones Martínez no sabe nada de ti, así que recuerda que partes de cero.

7. Ten en cuenta…

...la etiqueta en la escritura: Internet no es WhatsApp, así que olvídate de abreviaturas, emoticonos, MAYÚSCULAS, etc. Usa bien los signos de puntuación, los espacios, los párrafos… No estás hablando con tus colegas, estás buscando trabajo en el mundo real.

8. Vender la moto, pero con ética

Buscar trabajo es venderse, un poco o mucho. Pero tanto online como offline, venderse tiene un límite. Sé respetuoso, honesto, y di la verdad. Tal vez hacer lo contrario da mejores resultados, pero nos vemos obligados a recomendar lo que éticamente es lo más justo. ¿Cómo venderte?


Linkedin skills

Las recomendaciones de LinkedIn son un buen ejemplo de cómo construir tu reputación paso a paso, con la ayuda de otras personas. Capítulo aparte para las habilidades validadas en esta red, que son bastante cuestionables y que se parecen más a un cambio de cromos que a verdaderas recomendaciones.

9. No bajes la guardia

Si todo ha ido bien y has conseguido el trabajo que tanto te había constado encontrar, no pierdas la cabeza. Un paso en falso, un comentario desafortunado en Twitter o Facebook te puede arruinar el esfuerzo de meses. Si necesitas hablar del mamón de tu jefe, mejor hazlo en el bar, con tus amigos de toda la vida. No tires a la basura el trabajo por un comentario desafortunado.

10. Tú eres el mejor juez

Nadie mejor que tú debería saber dónde tienes o has dejado huella online. Si estás en busca de empleo y quieres dejar limpia tu reputación, nadie mejor que tú para hacerlo, servicio a servicio, paso a paso. Búscate, encuéntrate y vístete bien antes de salir al mercado del trabajo online.

Que la reputación online sea una ayuda

No hay fórmulas mágicas. Esfuerzo, sentido común y responsabilidad son imprescindibles para que tu reputación online sea un aliado y no un obstáculo.

¿Tienes una buena reputación online? ¿Cuáles son tus trucos para cuidar tus perfiles?


Fuente: ¿Buscas trabajo? Cuida tu etiqueta online

    Comentarios

    Entradas populares de este blog

    Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

    Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

    Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010