Ocho trucos de fotografía móvil para ir más allá del apunta y dispara

Si siempre te ha gustado la fotografía pero nunca has profundizado en esta disciplina, hoy os traemos un vídeo muy interesante en el que os explicamos ocho trucos para principiantes a tener en cuenta a la hora de sacar fotos con tu móvil y sacar el máximo partido a la cámara de tu teléfono. Se acabó eso de las fotos desenfocadas y mal iluminadas. Así que ya sabes: toma nota de estos consejos.

Iluminación, enfoque y zoom

Si alguna vez has intentado sacar fotografías con tu móvil y con poca luz... bueno, habrás visto los resultados: el ruido aumenta, la nitidez se reduce y en líneas generales y por mucho que se use un flash, los resultados suelen ser peores. Por eso el tener una buena iluminación es un aspecto fundamental a la hora de conseguir una buena toma. Cuidado también con las sombras y con el zoom. Es mejor que acerques el teléfono que recurrir al zoom digital.
Aunque pueda parecer una obviedad, ¿cuántas veces has visto gente que saca fotografías con su móvil sin enfocar antes? Por desconocimiento o simplemente por ahorrarse un gesto, el resultado final es borroso. Pulsa con tu dedo sobre la pantalla en el lugar donde quieras enfocar la foto. Y si el auto-enfoque te está jugando malas pasadas, recuerda que siempre puedes bloquear el enfoque manteniendo la zona pulsada.

Encuadre, ángulos y trípode

¿Nunca has conseguido dar con el encuadre ideal para tus imágenes? ¿Te da la sensación de que el resultado es una fotografía con una composición desequilibrada? Si este es el caso, recuerda que la mayoría de apps de cámara te permiten activar guías que faciliten el encuadre con la regla de los tercios. Esto no significa que todas tus fotografías tengan que ser frontales y aburridas. Lo versátil que es un teléfono móvil te permite jugar con los ángulos. Prueba y experimenta a tomar una foto desde distintas posiciones y podrás ver cómo puede cambiar la imagen.
Cuando sacamos fotografías en condiciones de poca luz, también puede ser interesante contar con la ayuda de un trípode. En estos ambientes, la cámara del teléfono aumenta el tiempo de exposición y cualquier movimiento, por leve que sea, se traslada a la imagen final. Puedes usar un trípode como los que se utilizan en las cámaras tradicionales con alguno de estos accesorios para sujetar el teléfono. Algunos teléfonos, como el iPhone con los mandos de sus auriculares, permiten disparador remoto, lo que junto al trípode te puede ser muy útil.

Aplicaciones adicionales

¿Que, pese a todo, el resultado te sigue sin convencer? La mayoría de sistemas operativos incluyen apps de edición de fotos instaladas por defecto y en las tiendas de aplicaciones puedes encontrar muchas más. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes