Propuestas originales para sorprender con tu tarjeta de visita

 Las tarjetas de visita han sido durante años la principal manera de contactar entre profesionales o particulares. Pero la tecnología e Internet las han cambiado para siempre.

¿Me das tu tarjeta? Esa pregunta era habitual antes de Internet, LinkedIn y About.me. Cuando la única manera de contactar con alguien era a través del teléfono o el fax, las tarjetas de visita servían para estar disponible en la lista de contactos de una empresa o particular a quien ofrecías tus servicios.

Con Internet la cosa cambia, pues hoy en día todo el mundo tiene correo electrónico y casi todas empresas utilizan Skype o Hangout para comunicarse a través de llamadas o videoconferencias. Además, las herramientas de correo incluyen una lista de contactos. ¿Qué sentido tiene pues la tarjeta de visita?



A camino entre lo analógico y lo digital, las tarjetas de visita actuales ofrecen la oportunidad de unir ambos mundos, ser una herramienta física para guardar en el bolsillo pero también una puerta a todo cuanto quieras contar sobre ti en la red. Veamos algunas propuestas para crear tu propia tarjeta de visita, desmarcándote de la mayoría y sorprendiendo a quien la reciba.

Tarjetas clásicas a la carta

De la misma manera que hoy en día puedes encargar por Internet que te impriman fotografías en papel de calidad e incluso diseñar un álbum de fotos, una almohada con tu cara o un póster enorme, hay varias páginas que te permiten diseñar tarjetas de visita desde cero y a partir de plantillas preconfiguradas con diseños muy vistosos.

Dos ejemplos destacados son Vistaprint y Moo, pero hay muchos más. En el primer caso, empiezas seleccionando el tipo de papel, de los muchos disponibles, así como la orientación de la tarjeta (vertical u horizontal). Puedes usar tu propio diseño o uno de los disponibles. Permite incluir los campos habituales, así como un código QR opcional. En todo momento verás en tiempo real cómo va a quedar la tarjeta antes de encargarla.

Con Moo el proceso es similar, si bien admite varios formatos de archivo al subir tu propio diseño (Photoshop, Illustrator, InDesign, JPEG) y cuenta con diseños muy interesantes. El editor muestra también los cambios en tiempo real y ofrece las funciones de un editor de texto clásico con varias fuentes de letra y especial cuidado en el aspecto visual.

Plantillas para crear tu propia tarjeta

El altruismo internetero no deja de sorprenderme día a día. En la red encontrarás miles de plantillas para crear prácticamente de todo a nivel de diseño gráfico, y como no podía ser de otra forma, también hay plantillas para crear tarjetas de visita.

Como sería humanamente imposible mostrar todos los ejemplos posibles, destaco dos recopilatorios: 50 plantillas para Photoshop descargables, reunidas en la página de diseño Noupe y 100 plantillas, también para Photoshop, de Pencilscoop.

Editores online de tarjetas de visita

Una tercera opción es crearte tus propias tarjetas de visita a través de editores online, directamente desde el navegador. Los hay asociados a servicios de impresión en papel como los que hemos visto antes, y otros independientes. En cualquier caso, podrás guardar la tarjeta, una vez creada, en formato archivo de imagen.

Un buen editor online en caso de no querer complicarte mucho la vida es Business Card Maker, creado por Print Chomp. Ofrece lo más básico que puedas imaginar: una lista de colores a elegir, con combinaciones, marcos y sombreados varios, los campos habituales (nombre, puesto, empresa, ciudad, teléfono, correo electrónico y página web...). Sólo permite editar por una cara, pero guarda en formato PDF y JPG.



Otra opción sencilla pero con plantillas predefinidas es DesignMantic. Básicamente eliges una plantilla a tu gusto, a la que luego puedes cambiar los colores, escribes el texto, que puedes organizar en varios fragmentos, cada uno con su propio tamaño y fuente de letra, y a descargar el diseño final.

En tercer lugar puedes usar PsPrint, similar a VistaPrint pero que también permite guardar en formato imagen para imprimirlo por tu cuenta. A partir de la lista de plantillas predefinidas, con diseños para togos los gustos, puedes incluir imágenes y texto, personalizar la fuente de texto, etc.

Apps para organizar y compartir tarjetas de visita

Como no es plan de ir con decenas de tarjetas de visitas encima, hay apps móviles que permiten organizar las tarjetas en formato digital en tu teléfono. De esa forma, te será más fácil encontrar los datos de alguien, ocupando menos espacio físico y con funciones de búsqueda.

Mi principal recomendación es CamCard (Android, iOS, Windows Phone y Blackberry), una app de los creadores de CamScanner, una de las mejores herramientas para escanear y organizar documentos. En el caso de CamCard, permite escanear tarjetas de visita y convertirlas en una lista de contactos importando la información de las tarjetas. Además, podrás compartir esos contactos a través de SMS, correo electrónico y código QR.


Otra opción interesante es ABBYY Business Card Reader (Android, iOS), similar a la anterior y que básicamente escanea las tarjetas de visita y organiza la información en forma de lista de contactos digital. Reconoce varios idiomas y se integra con otros servicios, como mapas, LinkedIn, Facebook o Twitter.

En tercer lugar recomiendo WorldCard (Android, iOS), que también reconoce las tarjetas de visita a través de OCR y las convierte en contactos digitales. Como en el caso anterior, reconoce varios idiomas y permite organizar los contactos y exportarlos a varios servicios, como Google o Exchange.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos