Cómo crear tu propio servicio privado de almacenamiento en la nube


La oferta cloud que existe hoy en día es extensa. Son múltiples las opciones, empresas, tarifas y servicios específicos que se pueden encontrar en el mercado. Pero no falta quien prefiere tener todo el control de sus datos, en lugar de colocarlos en el espacio de terceros, y pese a todo necesita que estén accesibles en todo momento. Para estos requerimientos la solución consiste en poner en marcha un servicio privado de almacenamiento en la nube.
El cloud privado normalmente es un concepto que se asocia con los servicios que proporcionan algunos proveedores a otras empresas. Porque lo habitual es que estos servicios obedezcan a necesidades empresariales. A estas se encuentra adaptada la oferta del mercado, pero no siempre tiene que ser así. Cualquier usuario con algunos conocimientos de informática o una empresa pequeña puede crear su propio servicio privado de almacenamiento en la nube.

Hacerse con una infraestructura propia

Para sustentar nuestro servicio privado de almacenamiento en la nube necesitamos contar con nuestro hardware. Evidentemente una de las soluciones que ofrecen los fabricantes de servidores resultará cara, pero si nuestros requerimientos no son tan altos podemos aprovechar para darle un nuevo uso a ese ordenador viejo que ya no utilizamos. Un PC aparentemente sin uso puede convertirse en el servidor que necesitamos.
Sin embargo, también se puede contratar un servidor virtual a un proveedor de servicio. No es lo mismo que tener el hardware a unos palmos de distancia, pero las capacidades serán superiores a las de un ordenador antiguo y los recursos estarán optimizados para nuestras necesidades.

Desplegar una solución de nube privada

Teniendo claro el apartado anterior la segunda fase consiste en introducir una solución que efectivamente despliegue un servicio de nube privada sobre nuestra infraestructura. Existen distintas opciones para llevar a cabo esta operación. Una de ellas es OwnCloud, cuyo nombre resulta bastante explícito. Se trata de una herramienta de software libre que permite crear una plataforma de almacenamiento sobre cualquier dispositivo que ofrezca alojamiento, desde servicios contratados a un proveedor hasta nuestro viejo PC.


servicio privado de almacenamiento en la nube


De esta forma nuestros datos estarán accesibles desde cualquier dispositivo, ya sea Windows, OS X, Linux o iOS y Android. OwnCloud cuenta con su propio sistema para hacer copias de seguridad y ofrece un calendario online. Un servicio similar es el que proporciona Openfiler, que permite poner en marcha un sistema de almacenamiento en un servidor.
Openfiler ofrece la posibilidad de desplegar un NAS de hasta 60 TB de capacidad. Aparte de la escalabilidad la herramienta cuenta con una interfaz de gestión de usuarios e información, útil en una pequeña empresa para definir permisos diferentes para cada empleado o cuotas de acceso. Un poco distinto es FreeNAS, que requiere una infraestructura propia para ponerse en marcha. Se trata de una distribución FreeBSD, el sistema operativo libre para arquitecturas de servidores, y ofrece un almacenamiento NAS propio. Desde su interfaz se puede modificar el sistema, ampliando las capacidades gracias a complementos o multiplicar las opciones que ofrece esta plataforma.



servicio privado de almacenamiento en la nube




Imagen superior:  Qfamily




Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Los mejores limpiadores de malware para Windows