13 trucos y consejos que te ayudarán a hacer mejores fotos por la noche

Giuseppe002
Tras la buena acogida que tuvo nuestra reciente guía sobre fotografía nocturna: "La guía del fotógrafo nocturno: esto es lo que tienes que saber para hacer fotos de noche", hemos pensado profundizar en la fotografía nocturna pero desde otro punto de vista y no tan enfocado en fotografías de larga exposición sino dirigido a otro tipo de situaciones en condiciones de baja luminosidad.


Hay todo un mundo de fotografías que están relacionadas con la noche o con condiciones de poca luz, si lo preferís. Y dado que al fin y al cabo, la palabra fotografía significa 'pintar con luz', la noche presenta peculiaridades que debemos saber solventar. Para ello hemos elaborado una lista con 13 trucos y consejos para tratar de obtener el mejor resultado al hacer fotos por la noche.

#1 Usa bien la medición puntual

En condiciones de poca luz, cuesta realizar mediciones precisas, por lo que lo mejor es usar la medición puntual.. ¿Por qué? Usando la medición puntual medimos en la zona que queremos bien expuesta y nos olvidamos, en parte de lo demás. Imaginad, por ejemplo, en un concierto. Lo interesante sería medir la exposición en la cara del cantante.
Este curioso montaje de tres fotografías nos da las pistas de lo divertido que puede ser la fotografía nocturna en la ciudad

#2 Aperturas grandes, un gran aliado en la noche

Una manera rápida y directa de destacar un elemento sobre los demás es desenfocando el resto, y la manera más fácil de hacerlo es usando aperturas grandes, o focales relativamente largas cuando sean las adecuadas. Pero esto que es bastante conocido cuando hablamos de retratos o fotografía callejera, tiene una ventaja fundamental por la noche: entra más luz en el objetivo. Lo cual implicará que podamos usar una velocidad más rápida y evitar la trepidación. Por ejemplo, si estamos realizando retratos nocturnos.

#3 Olvídate de fotos movidas asegurando una velocidad de obturación "segura"

Tenemos dos opciones: realizar larga exposición o no. Para la primera opción el mejor truco es que vayas a nuestra Guía del Fotógrafo nocturno. Para la segunda pensemos en situaciones nocturnas como una concentración de gente, fotografía callejera, conciertos y espectáculos similares. Puestos en situación, el mejor truco es asegurarnos de no tener una foto movida. Para ello, intenta asegurar 1/125" por lo menos, recuerda que según tu pulso podrías llegar a hacer fotografías por debajo de 1/60" pero no suele ser lo habitual.
Guiaexposicion
Triángulo de Exposición

#4 Ajusta bien la ISO, revisa las fotografías siempre y vigila el histograma

Tres en uno. Sigue ese proceso a rajatabla. Recuerda que a mayor ISO, mayor ruido y menor definición de detalle, ¿verdad?. Utiliza, por tanto, la más baja posible, siempre que puedas para evitar la formación de ruido digital. Pero la más baja no significa disparar a ISO 100 siempre, no. Significa la más baja que se pueda para que la fotografía esté bien expuesta (si tienes que trabajar a ISO 1600, por ejemplo, no pasa nada). Por tanto, el truco, aquí es vigilar el histograma. Ten en cuenta que a pesar de la falta de luz, por la noche pueden existir muchas otras luces que tengan incidencia en nuestra fotografía. Revisa siempre las fotografías.
Pensando en el recurrido ejemplo de los conciertos o espectáculos nocturnos, imaginad un cambio de iluminación en el cual la iluminación es más tenue, probablemente no notemos más que un cambio de color. Repetimos la fotografía al cantante con los mismo parámetros y vemos en el histograma que ha quedado subexpuesta. Subimos la ISO y volvemos a disparar. La situación puede ser al revés y la imagen quedar sobreexpuesta. El histograma nos ayudará a decidir rápidamente si subir o bajar la ISO.

#5 Cualquier apoyo para la cámara es bienvenido

Cualquier apoyo es válido para nuestra cámara. Pensad en eventos como un concierto, una manifestación o la propia cabalgata de los Reyes Magos, en ese tipo de situaciones se hace imposible utilizar un trípode por la gran cantidad de gente y el tiempo que perderíamos desplazándonos y usando el trípode. Necesitamos algo más ligero, podéis usar entonces un monopié. Una pared, una buena postura, también ayudan. En cambio, si disponemos de espacio a nuestro alrededor el mejor truco para estabilizar es y siempre será usar un buen trípode.

#6 Enfoca a las zonas de mayor contraste

Evidentemente hacia un parte de con luz de nuestro motivo principal. Puede parecer obvio pero todos cometemos muchos errores y luego nos quejamos de que nuestra cámara no enfoca bien cuando hay poca luz.
Lo mejor, pues, es usar el enfoque puntual y elegir el punto de enfoque en una zona que presente contraste y que no sea muy pequeña ya que las zonas que presentan contraste son más fáciles de enfocar. Aunque no es la única tecnología de enfoque que existe. Por ejemplo, en un concierto, lo habitual sería enfocar a la cara del cantante. Por cierto, recordad que en muchas cámaras el punto central de enfoque suele ser el más preciso.

#7 Preenfocar, el último recurso

Una solución que puede resultar un último recurso. Es algo que algunos fotógrafos de eventos suelen realizar en el típico baile de una boda. En esas discotecas con muchas luces usar el enfoque automático puede ser una auténtica tortura. En esos casos, podríamos hacer lo siguiente. Usamos una apertura de f/5.6 o f/8 y enfocamos una distancia, por ejemplo, de unos dos metros (si tenemos una cinta métrica, puede ayudar). Una vez realizado el enfoque bien, dejamos el autoenfoque en modo manual y no tocamos nada más. Usamos, claro, la ISO más alta que podamos.

#8 El flash es un gran compañero

La situación anterior mejora en cuanto a calidad de las fotografías si disponemos de un flash o algún tipo de iluminación. Conocer cómo funciona y sacarle provecho nos va a permitir aportar a la escena cierta cantidad de luz que nos falta y, además, hacerlo de forma controlada.

#9 Luz continua por la noche, aprovéchala

Al igual que en el caso anterior, poder usar iluminación externa durante la noche puede mejorar mucho la escena. A veces la luz de una farola o de un escaparate permiten crear la magia de la fotografía, usadlas. También fuentes de luz tipo LED pueden ayudaros como por ejemplo, la Power Blade de Gloxy, que hace poco analizamos en Xataka Foto, con la que pude obtener resultados tan buenos como éste:
Adl2444 Como Objeto Inteligente 2
Fotografía de Alfonso Domínguez
También las luces procedentes de focos, farolas o iluminación navideña pueden ayudarte a obtener la luz necesaria para tener una toma correcta.

#10 Cualquier fuente de luz puede valer con precaución

Aprovecha la luz de un escaparate, un cartel luminoso o una farola, pero cuidado con este tipo de luces. En ocasiones, será necesario decirle a la cámara que subexponga un poco la escena, para conseguir un ambiente más real. Respecto al enfoque, trata de escoger un punto fijo, como el central, que te hará las cosas más fáciles.
Pero lo que debes hacer siempre es buscar la luz. Por la noche también hay luces, como te comentaba antes. Cualquier fuente de luz puede ayudar.

#11 Si usas la opción TTL por la noche, compensa uno o dos pasos menos

Si usas TTL por la noche, compensa uno o dos pasos menos, ya que cuando realizas retratos nocturnos el flash (usa medición ponderada al centro en estos casos) el TTL suele tender a subexponer un poco. Dependiendo de las características de la escena o de nuestro flash podremos anticiparnos y sobreexponer un poco (quitando el típico flashazo nocturno) usando la opción de compensación del flash.

#12 Utiliza una Black Card en largas exposiciones urbanas

No, no tiene que ver con temas bancarios, afortunadamente. Si estás realizando larga exposición dentro de la ciudad, lo habitual es que la iluminación entre el cielo y los edificios sea muy diferente, de varios pasos seguramente. Supongamos una toma de encuadre sencillo donde una parte es el cielo y la otra la ciudad, la medición del cielo y de la ciudad nos indican una diferencia de 2 pasos si tomamos como referencia entre el cielo y la ciudad más iluminada. Esto quiere decir que el cielo (más oscuro) necesitaría más tiempo de exposición que la parte de la ciudad. Concretamente la ciudad necesitaría 1/3 del tiempo de exposición.
Qué es una black card, pues un trozo de cartulina negra nada más. Supongamos entonces que hemos calculado 30 segundos para el cielo, tendremos que la ciudad debería exponerse entonces unos diez segundos. Comenzamos la toma y partir de los 10 segundos, tapamos la parte de la ciudad por delante del objetivo. Evidentemente, esta técnica artesanal, requiere de gran pericia para obtener buenos resultados pero todo es practicar ¿no?
Así como hemos visto, las ciudades por las noches son también una oportunidad magnífica, gracias a su iluminación, para conseguir buenas escenas nocturnas. Si tenemos oportunidad de subir a un punto elevado y divisar la ciudad podremos conseguir escenas tan impactantes como ésta, desde la Torre Eiffel de París.

#13 Los modos semiautomáticos son tus amigos

Si el tipo de fotografía es una fotografía casual, callejera, de reportaje, un buen punto de partida es empezar con los modos semiautomáticos de disparo, a partir de esas mediciones, después varia los parámetros en función del tipo de foto que buscas.

En resumen

Fotografiar de noche es una de las actividades más complicadas pero también de las más divertidas para un fotógrafo y en las cuales la creatividad puede aflorar mejor.
Fotografiar de noche ofrece un abanico muy amplio de posibilidades para hacer fotografías pero que requiere de bastantes conocimientos sobre la luz. Espero que os hayan gustado estos consejos y nos vemos en el siguiente capítulo fotográfico.
Agradecer a David Izquierdo, José María Martínez "Giuseppe", Alberto Rodríguez, Daniel Viñé y a Iván Sánchez "Fusky" por la cesión de las fotografías para ser publicadas en este artículo.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux