Qué es el método poka yoke y por qué las empresas lo usan


El método poka yoke es un concepto que proviene del término japonés “poka”, que significa error no intencionado o equivocación, y “yoke”, que significa evitar equivocaciones. Esta técnica de control de calidad para prevenir errores tiene un ámbito de aplicación muy diverso. Aunque en origen se implementó en las empresas para prevenir defectos de producción en el producto final, su aplicación se extendió tanto a los mecanismos de seguridad de los trabajadores que intervienen en el proceso de producción como a los riesgos derivados de su uso posterior por los clientes.
Estos dispositivos fueron introducidos en la década de los 60 por el ingeniero japonés Shigeo Shingo, dentro sistema de producción de la multinacional Toyota. Aunque ya existían precedentes de poka yokes, no fue hasta ese momento cuando se consolidó este método como una técnica preventiva de control de calidad que se ha seguido aplicando con éxito hasta la actualidad.


método poka yoke


La imposibilidad de alcanzar “0” defectos al final del proceso de producción llevó a Shingo a pensar en un método basado en trabajos “a prueba de errores”, que finalmente pudo materializar con éxito en Toyota. Para el ingeniero japonés los defectos de producción son la consecuencia de la cadena de errores generados por los trabajadores, por tanto, no tenía sentido analizar el producto final cuando el defecto se producía durante el proceso de trabajo.
La clave del método poka yoke desarrollado por Shingo se basa en anticiparse a los posibles errores antes de que estos se conviertan en defectos de producción. ¿Cómo corregir dichos errores? Aunque el método dependerá de cada contexto, el sistema aplicado deberá garantizar que el operario no pueda equivocarse durante el proceso, y en caso de error, este deberá ser tan evidente para que haya cierto margen de reacción para poder corregirlo de forma inmediata, sin esperar al producto final. De esta forma se eliminan los costes de producción derivados del retrabajo y la reducción del rendimiento de la producción.
El poka yoke puede diseñarse con una función de control para impedir la aparición del error y poder realizar una intervención inmediata que imposibilite a la máquina continuar con el proceso. Pero, también se puede diseñar con una función de alarma para que en caso de que el error el dispositivo active un aviso acústico o luminoso para advertir al usuario del riesgo. Evidentemente, los primeros son los más efectivos ya que se interrumpe el proceso y requiere una intervención inmediata.


método poka yoke



En su país de origen, Japón, constituyen una metodología de control de calidad imprescindible para las empresas, pero su uso se ha extendido fuera del ámbito de la producción industrial. Hoy en día es bastante común encontrar estos sistemas a prueba de error en muchos de los dispositivos domésticos que utilizamos habitualmente. Veamos algunos ejemplos ilustrativos, ya sean como sistema de detección o como sistema de alarma.
La geometría característica de una tarjeta SIM de un móvil es un buen ejemplo de poka yoke con función de control, ya que imposibilita que pueda colocarse erróneamente en el espacio habilitado del teléfono móvil. Sirva como ejemplo también la forma de los diferentes terminales USB que existen en el mercado, cuya geometría impide que puedan conectarse de forma errónea y produzcan averías internas en los circuitos.
Los ascensores también incluyen muchos de estos poka yokes como el avisador acústico del sensor de sobrecarga, que en ocasiones también funcionan bloqueando el sistema de apertura de puertas. Del mismo modo encontramos estos dispositivos en los sensores de detección de obstáculos de las puertas de apertura automática, que a la menor detección de un obstáculo bloquean el proceso de cierre para evitar el atrapamiento de personas.


método poka yoke


Además de las consabidas ventajas desde el punto de vista de la seguridad y los riesgos derivados de un mal uso, tal y como acabamos de ver en los ejemplos anteriores, la implementación del método poka yoke en los procesos de producción repercuten significativamente en la mejora de la calidad final del producto, ya que la eliminación de errores humanos evita tener que repasar defectos y se rentabilizan los tiempos de producción. Por eso muchas empresas ya incorporan estos sistemas desde hace muchos años tanto en sus líneas de producción y montaje como en los dispositivos de seguridad de los productos que producen.
Imágenes | vía pixabay

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux