Trucos para aumentar tu creatividad fotográfica


Trucos para aumentar tu creatividad fotográfica
Aunque nos encante tomar imágenes, existen momentos en los que nos desmotivamos y no encontramos razones suficientes para salir a la calle y sacar partido a nuestra creatividad fotográfica.
Cuando compramos una cámara nueva la ilusión nos invade. Tenemos ganas de hacer muchísimas fotos y de utilizarla en cualquier momento, pero esa alucinación inicial suele disiparse. También llegan momentos de bloqueo, en donde nuestra creatividad fotográfica se ve limitada.
Estar inspirado creo que es un elemento fundamental a la hora de tomar imágenes. Jugar con nuestro entorno y con las líneas que componen aquello que deseamos capturar, son elementos esenciales que finalmente configurarán la perspectiva utilizada en nuestra foto.
Sin embargo, a pesar de que nos encontremos en un estado donde nuestra creatividad fotográfica resulte escasa, sí que podemos intentar encontrar nuevos métodos para expandir nuestros horizontes. Por lo tanto, vamos a repasar una serie de consejos que podrían ser útiles en el caso de que tengamos un bloqueo artístico.

Ver fotografías

Gregory Crewdson
Gregory Crewdson
Al igual que para escribir adecuadamente debemos leer, para tomar buenas imágenes también debemos nutrirnos del trabajo de otros profesionales. Recurrir a autores clásicos como Ansel Adams, Cartier Bresson o Robert Capa, pueden ser opciones interesantes.
Asimismo, también existen otros fotógrafos más contemporáneos como Gregory Crewdson, David Lachapelle o Annie Leibovitz, cuyas imágenes deben ser consideradas como objetos dignos de estudio.
Incluso ver películas puede ser algo que puede aumentar la creatividad fotográfica. Como ejemplo de ello tenemos las películas de Wes Anderson, el cual utiliza una paleta de colores y perspectiva tan particular que resulta casi irresistible imitarle en alguna ocasión.

Revisar nuestra colección

Créditos: Vintage Occasions
Créditos: Vintage Occasions
Tampoco debemos olvidar estudiar nuestras propias fotografías, aprender de los fallos y aciertos que hemos cometido, así como comprobar el progreso de nuestro trabajo. No hacemos fotos ni editamos igual que cuando empezamos a capturar imágenes, nuestra forma de percibir la realidad cambia, lo que también se traduce como una forma distinta de configurar la toma a través del visor.
Revisar nuestras obras puede ser una forma de analizarnos nosotros mismos, y valorar cuales deben ser los siguientes pasos que debemos tomar. Se trata de una forma de progresar intentando aprender de nuestro propio trabajo.

Exponer nuestras instantáneas



500px


Aunque existen algunas instantáneas que guardamos para nosotros mismos, éstas suelen ser un número muy reducido. Si hacemos fotos suele ser para posteriormente mostrarlas a un público, el cual puede comentar aspectos que quizás incluso se nos hayan pasado a nosotros mismos.
Crearnos una cuenta en Flickr o 500px puede ser un incentivo que nos anime a seguir capturando momentos. Las críticas, tanto positivas como negativas, pueden servir como tema para iniciar un sano debate para valorar un aspecto concreto reflejado en esa toma.

Nuevos retos

Créditos: David Gilliver
Créditos: David Gilliver
En muchas ocasiones, el núcleo de la desmotivación se encuentra en el aburrimiento. En ese caso, proponernos algunos retos puede ser una solución adecuada para explorar nuevas temáticas en el ámbito fotográfico.
Hacer fotos de larga exposición, realizar timelapses, o probar a tomar fotos nocturnas pueden ser solo algunos de los experimentos que quizás no hayamos pensado. También debemos destacar la divertida técnica del light painting, donde podemos jugar con la luz de una forma inimaginable.

Comprar alguna lente



Lentes camara


Puede que comprando algún objetivo recuperemos algo de esa ilusión inicial. Adquirir una lente que se diferencie de las que tenemos puede servir como ayuda para hacer un nuevo tipo de fotografía.
Por ejemplo, un teleobjetivo para acercarnos lo máximo posible a un objeto, o un gran angular para intentar sacar lo máximo posible de nuestra escena. Todo dependerá de los resultados que estemos interesados conseguir con ese nuevo gadget.

La fotografía como actividad social

Créditos: Maciej Dakowicz
Créditos: Maciej Dakowicz
A veces, el problema está en considerar la fotografía como una carga o trabajo para retratar nuestro paso por algún sitio. Creo que tomar imágenes también puede ser considerado como un complemento de nuestra actividad.
Incluso podemos organizar quedadas fotográficas con amigos que también estén interesados o recurrir a los numerosos grupos creados en las redes sociales. Asimismo, la fotografía puede ayudarnos, no solo a captar una simple imagen, sino también a conectar con nuestro entorno, a observar elementos tan simples como la fachada de un edificio o una carretera con un ojo clínico, capaz de encontrar un encuadre perfecto incluso en lugares donde aparentemente no existe.
Por lo tanto, aumentar la creatividad fotográfica es algo que también se cultiva, para ello solo necesitamos tener pasión y ganas de aprender, algo que sin ninguna duda se reflejará posteriormente en los resultados.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux