8 motivos para elegir un coche eléctrico


8 motivos para elegir un coche eléctrico
¿Estás apunto de comprarte un coche y dudas si uno eléctrico cubrirá tus necesidades? Aquí tenéis ocho motivos por los que debes comprar uno.
La compra de un vehículo debe tratar de basarse todo lo posible en motivos racionales, es decir, no tanto si es bonito como si es útil. Es inevitable pretender que la estética no importa, pero imagina por un momento que te diera igual, que solo evaluarías conceptos como la calidad de conducción, el coste por kilómetro, el mantenimiento, la tecnología que está detrás... Todo esto te suena ¿no es así? Si, muchas cualidades las tienen vehículos de lujo, otras los compactos enfocados a la ciudad, pero hay un tipo de vehículo que las tiene todas siempre y cuando analicemos muy bien el uso que vaya a recibir: es el coche eléctrico.
De forma habitual es lógico pensar que un coche eléctrico no te servirá para todo, efectivamente, no lo tiene porqué hacer (como por ejemplo abordar un viaje) pero existen millones de conductores que no tienen esa necesidad o bien pueden tener una alternativa como alquilar un coche a propulsión o usar el transporte público. Aquí tenéis ocho motivos para elegir un coche eléctrico frente a uno convencional:
  • Silencio, mucho silencio. Y esta es quizá una de sus mayores virtudes. Tras probar algunos, lo más llamativo es que no suenan y eso te hace conducir de una forma incluso diferente.
  • Mantenimiento extremadamente barato. El mantenimiento que requiere un automóvil convencional: turbo, embrague, caja de cambio... no lo necesita un coche eléctrico, simplemente porque no tiene esos componentes. Y además, desgasta mucho menos las pastillas y los discos de freno porque no los usa tanto.
  • Analiza tu recorrido diario, es probable que no necesites más de 150 kilómetros de autonomía. Ir al trabajo, y luego a casa no suele suponer distancias superiores a los 100 kilómetros, de hecho, los recorridos medios en las ciudades suelen rondar entre los 50 y los 70. Si éste es tu caso, plantéate que no necesitas un coche convencional.
  • Olvídate de las visitas a la gasolinera. ¿Cuánto tiempo pierdes en la gasolinera a lo largo del año? Con uno eléctrico llegarás a tu casa y lo cargarás, eso sí, necesitas un lugar para ello. Además, piensa que la gasolina es más cara que la electricidad.
  • Calidad de rodadura mucho mayor que en uno convencional al no tener vibraciones. Eliminar el motor térmico no solo provoca que el ruido sea mínimo, sino que las vibraciones desaparecen, como por arte de magia. La traducción más simple es que tu espalda lo notará.
  • Son muy ecológicos. Y es que no contaminan tanto como uno convencional, sí, están las baterías y el proceso de la obtención de la energía, pero aún con todo eso, siguen siendo más ecológicos al no emitir partículas nocivas.
  • Te hace más ecológico al usar conceptos como regeneración de energía en la frenada. Sí, conducir pensando que puedes regenerar energía es cool y te hace conducir de una manera diferente, más pausado, con mayor antelación para ganar kilómetros.
  • Te ves bien con ellos. Son diferentes, divertidos, extravagantes, si tu eres así, el coche eléctrico es para ti, además, no hay automóvil más tecnológico que uno eléctrico.
Evidentemente, también existen muchos motivos para no comprarlo, pero de eso te hablaré en el siguiente artículo.
mf.gif



Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes