Cómo usar Trello para organizar tu vida

Aumentar nuestra productividad siempre es un trabajo arduo que no debemos dejar de atender nunca o comenzaremos a dejar cosas sin hacer día tras día. Para resolver este problema, se pueden crear métodos de organización con listas y otras ideas para mantener nuestra eficiencia al máximo, además de aprovechar que tenemos smartphones, ordenadores y tablets para organizarlo todo.

Una de las mejores herramientas que he conseguido para organizarme es Trello, algo que conocí gracias a mi trabajo y que ahora también uso para mantener mi vida tan organizada como sea posible y no olvidar qué cosas necesito hacer.
¿Qué es Trello?

Trello es una herramienta colaborativa para organizar proyectos en tableros o “boards“. Desde la aplicación puedes hacer muchas cosas además de tomar notas, como adjuntar archivos, añadir listas de control, compartir con varias personas, añadir etiquetas con colores específicos, buscar en el archivo, asignar tareas a ciertos usuarios y colocar fechas límite a cada tarea.



Técnica Kanban. Imagen de Wikipedia.
¿Para qué podemos usar Trello?

Aunque Trello es usado por muchas empresas para organizar el trabajo entre los empleados, también puede ser de gran ayuda para dejar a un lado las listas de tareas simples que muchos usamos. Lo que tenemos que hacer es crear un tablero para cada proyecto que manejemos, así sea uno temporal o uno periódico.

Lo ideal es usar Trello aplicando el método Kanban para lograr hacer las cosas. Esta técnica consiste dividir un trabajo en columnas y que en cada una de estas hayan tareas. En la primera columna ponemos lo que necesita hacerse, la segunda columna contendrá las cosas que se están haciendo en ese momento, y la tercera columna tendrá las tareas que ya se han terminado. Por supuesto, esta es una de las formas más sencillas de organizarse, y es así como comienzan todos los boards nuevos en Trello, pero todo esto puede ser editado para cubrir las necesidades del usuario.
Ejemplos de cómo usar Trello

  1. Un tablero de “haz las cosas”. Si no quieres tener demasiados boards o crees que no los necesitas, puedes hacer uno solo donde tengas todo lo que debes hacer, ya sea trabajo, responder correos, organizar un viaje, o aprender una nueva habilidad. Aquí podrías tener tantas columnas como quieras para proyectos grandes, las cosas que necesitan atención inmediata, lo que puede esperar, o lo que quisieras hacer pero no sabes cuándo se hará. Hay que recordar que en cada tarjeta se pueden añadir checklists y fechas límites, así que cada tarea puede contener toda la información necesaria dentro de ella misma. 
  2. Un tablero para organizar tu semana entera. Si quieres también puedes organizar tu semana entera, separando cada columna por día. Luego puedes agregar tareas a cada día con etiquetas de colores para identificar de qué se trata cada tarea: ¿es trabajo? ¿es ocio? ¿es del hogar? Incluso, puedes colocar horas límites para que sepas que a cierta hora debería estar terminada esa tarea. 
  3. Un tablero para las compras de los víveres y demás cosas para la casa. Si quieres también puedes hacer una lista de compras usando Trello. Cada columna sería una categoría como “vegetales”, “frutas”, “carnes”, “granos” y todo lo que necesites. Lo mejor de todo es que como es colaborativa, podrías compartir este board con quien vivas para que todos puedan decidir qué se comprará. 
  4. Un tablero para proyectos individuales. Si tienes un proyecto importante que necesita mucha organización, puedes crear un boards especial para él. Lo que tendrán las columnas dependerá completamente del proyecto. 

Imagen de portada: ManageWP

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes