¿Cuál es la diferencia entre realidad aumentada y realidad virtual?


Durante la década de los 80 y los 90 veíamos que en las películas como TRON y Johnny Mnemonic hablando sobre un mundo donde la realidad virtual era algo importante o normal. Por supuesto, en ambos casos, estos films pertenecen al género “ciencia ficción” porque se supone que tratan con cosas que no existen, que son demasiado futuristas y fantásticas.

Aunque en el presente ambas películas todavía podrían considerarse ciencia ficción porque no podemos cargar un paquete de datos dentro de nuestra cabeza, ni tampoco podemos entrar en un mundo digital donde competir en juegos de gladiadores, sí se podría decir que estamos muy cerca de un mundo donde todo esto sea normal. La realidad aumentada y la realidad virtual ya es algo que existe y que es mucho más accesible gracias a cascos y gafas especiales para esto que tienen precios más accesibles que nunca. Pero, ¿sabemos cuál es la diferencia entre realidad aumentada y realidad virtual?

Realidad aumentada

Imagina que estás sentado en una mesa de un café al aire libre. Miras como las personas pasan y conversar mientras siguen con su día. Esto puede ser muy relajante pero y ¿si quisieras que todo esto se volviese emocionante y aparecieran unos extraterrestres en ese momento saludando a los humanos alrededor? Todo esto sería sumamente interesante y para evitar una guerra intergaláctica se podría mirar usando realidad aumentada.
La realidad aumentada es un método de proyección digital usando gafas o cascos especiales para esto. Lo clave acá es que se proyectan imágenes sobre lo que ya tenemos alrededor, más no se crea una realidad alternativa que no existe. Cuando te quitas las gafas seguirás mirando la parte que es real que hay a tu alrededor sin las proyecciones adicionales.
Un buen ejemplo de realidad aumentada era lo que hacían los Google Glasses, que te permitían ver y escuchar todo lo que sucedía en frente de ti, pero también agregaba información adicional proyectándola en las gafas para que solo aquel que las tuviese puestas pudiese verlas.


2.jpg?w=610


Otro fabuloso ejemplo es lo que Microsoft está haciendo con los Hololens. Ellos quieren que los usuarios de Xbox y Windows puedan usar estas gafas inteligentes para manejar sistemas operativos y para jugar. El avance es increíble y lo demostraron durante el E3 de este año cuando mostraron cómo se podían usar para jugar Minecraft.

Realidad virtual

Miras hacia abajo y notas que estás parado en un precipicio. Sientes que ráfagas de viento en tus mejillas. Huele como si estuviese lloviendo. Decides que, aunque te da miedo, necesitas saltar, y de repente sientes como estás volando porque han aparecido alas en tu espalda. Miras hacia atrás y ves que hay nubes y pájaros. Diez minutos más tarde te quitas las gafas y resulta que estás en tu habitación. Esto es realidad virtual.
Se supone que con la realidad virtual se crean mundos tan completos que te puedes sumergir en ellos experimentando con todos tus sentidos. Lo más importante es que el mundo real que está a tu alrededor debe ser indistinguible.
Las gafas más conocidas que crean mundos de realidad virtual son las Oculus Rift que, aunque aún están en desarrollo, han avanzado increíblemente, tanto así que piensan presentar una versión con un precio accesible para principios de 2016. Con estos cascos se puede hacer de todo, desde tours virtuales de universidades y casas, hasta jugar juegos como Castlevania, Day Z, Half Live y Minecraft.
Imagen de portada: Stefano Tinti / Shutterstock.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes