COBI, el sistema que hace inteligente a nuestra bici


Las startups llegan al negocio de las bicicletas con sistemas para tener un vehículo de dos ruedas altamente tecnológico.

Convertir una bicicleta analógica en un vehículo altamente tecnológico ya es posible. Muchos pensarán que para ello es necesario comprarse una bici de última generación, con todos los avances, y por supuesto, a un precio desorbitado; o tal vez, hacer complejas modificaciones e instalaciones. Sin embargo, y gracias a la innovación de algunos emprendedores solo necesitamos un smartphone e instalar COBI, sistema que tras recaudar 100.000 dólares en una campaña en Kickstarter ha puesto por fin a la venta su dispositivo.

Añade un sistema antirrobo para los amigos de lo ajenoPodríamos decir que COBI hace prácticamente de todo, combinando una parte mecánica y otra muy tecnológica. Este sistema, que atención, es aplicable a cualquier bicicleta, mezcla un montón de gadgets en uno solo. A través de nuestro teléfono tendremos en el manillar de nuestro vehículo de dos ruedas una perfecta arma tecnológica. Con su interfaz podremos acceder a navegadores GPS, no solo con mapas comunes, también con rutas especiales para bicis. Para los más conectados al mundo, también tienen la posibilidad de sincronizar aplicaciones de control de constantes y gestión del ejercicio, y por supuesto, tareas tan comunes como llamar, escuchar música o consultar el mapa meteorológico sin arriesgar nuestra seguridad en el intento.

Cuando Andreas Gahlert, un deportista alemán y también un emprendedor, ideó el sistema, una de las bases más importante fue la seguridad y la señalización, elementos hasta ahora muy descuidados en este medio de transporte, y que con el incremento de su uso se han hecho más que necesarios. COBI permite manejar las luces de la bicicleta, incluidas en la instalación, como si de una moto se tratase: dispone de dos luces LED inteligentes y autorregulables que funcionan como intermitentes, luces de posición y luces de freno.

Podríamos decir que funciona bajo las mismas condiciones que el sistema de control de un coche, incluyendo la información de la velocidad a la que se circula, porque aunque la bicicletas no cuentan con límite de circulación, nunca está de más saberlo. Además, los amigos de lo ajeno lo tendrán un poco más difícil para hacerse con nuestra bici, y también con este goloso sistema, ya que COBI incluye una técnica de bloqueo y una molesta alarma antirrobo, que se alimenta de la energía cinética generada por la bicicleta.

Su precio ronda los 145 o 159 dólares, algo menos para los que participaron en la campaña de Kickstarter. Desde luego una opción más que económica para actualizar nuestra bici.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010